Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turismo se fija la estacionalidad y el empleo como retos

El nuevo consejero de Turismo se reune por primera vez con el sector y descarta una nueva tasa

El consejero de Turismo y, a la derecha, el presidente de la Federación de Hoteles, José Manuel Ledesma
El consejero de Turismo y, a la derecha, el presidente de la Federación de Hoteles, José Manuel Ledesma

La lucha contra la estacionalidad y el mantenimiento de unos niveles de empleo acordes al crecimiento de la actividad, son los principales retos de trabajo que el nuevo consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, trasladó ayer a empresarios y sindicatos en la primera reunión desde que tomó posesión de la Mesa del Turismo de Andalucía.

La reunión permitió además a los empresarios comprobar que hay muchos puntos de vista coincidentes con el nuevo consejero, al menos en la fijación de prioridades, y que no quedan motivos para la desazón que causó en una parte del sector que la consejería sea gestionada por IU. Ayer sin ir más lejos quedaron muy tranquilos al oír a Rodríguez descartar que esté siquiera sobre su mesa la posibilidad de implantar una tasa a la actividad turística, y afirmar que no es momento para medidas así. Una parte de los empresarios se habían alertado los últimos días porque el comité provincial del Partido Comunista de Andalucía (PCA) en Sevilla ha aprobado un documento en el que abogan por un modelo de fiscalidad que incluye la tasa turística. Pero la medida ni siquiera ha llegado a estar asumida por IU. También los sindicatos UGT y CC OO rechazaron tanto la tasa específica como cualquier otra medida que aumente la fiscalidad sobre el turismo, como la subida del IVA, por ejemplo.

Rodríguez anunció que después de verano se celebrará una conferencia en Málaga en la que participarán agentes de todos los sectores y subsectores turísticos” para analizar fortalezas, debilidades y retos, y conforme a ellos diseñar las estrategias y planes a acometer. Habrá un plan estratégico específico contra la estacionalidad, y Rodríguez apostó además por reorientar las políticas de promoción para priorizar las campañas en los mercados emisores y en los segmentos que resulten “más rentables”.

Rodríguez compartió con empresarios y sindicatos cierta inquietud ante la temporada alta ya que la persistencia de la crisis económica puede retraer veraneantes, especialmente españoles. No obstante, el consejero aseguró que, “aunque no sea muy boyante”, en 2012 el turismo de nuevo va “a mantener a flote la nave de la economía andaluza” a tenor de los datos del primer cuatrimestre.

La Junta estima que la actividad se mantendrá en una horquilla entre -1% y +2% respecto al año anterior.