El PSPV compara a Barberá con Merkel

Los socialistas acusan al Ayuntamiento de falta de transparencia y de frenar la salida de la crisis

"La alcaldesa Rita Barberá es nuestra Merkel particular, que centra su política en los recortes y no en la reactivación de la economía". Es lo que ha argumentado este jueves Joan Calabuig, portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia, durante el balance que ha hecho el PSPV del primer año de trabajo del Gobierno.

Calabuig ha destacado también la "falta de transparencia" del equipo de gobierno y "la situación social de la ciudad". "Existe un problema grave de transparencia que se materializa en escándalos como el caso Emarsa", que ha solicitado una sesión de control en los plenos municipales y ha manifestado que "no ha habido ninguna comparecencia de la alcaldesa a un debate anual sobre el estado de la ciudad en 21 años", ha rematado. "Esta laguna democrática es la antesala de la aparición de asuntos turbios".

El líder del grupo municipal ha señalado que Barberá permanece "ajena" a la crisis social de la ciudad y -especialmente- al desempleo, un problema "de gran calado" ante el que "el PP no reacciona". Según los datos expuestos por el PSPV, más de 80.000 valencianos se encuentran en paro actualmente y no descartan que esta cifra aumente a finales de año hasta los 100.000, una situación de "extrema gravedad". Calabuig ha insistido en que las políticas municipales no se han reorientado pese a que 20.000 familias valencianas no reciben ningún tipo de ingreso y uno de cada cuatro niños vive en un entorno por debajo del umbral de pobreza.

Los socialistas piden que se firme una ordenanza contra la prostitución en el barrio de Velluters

"El equipo de Barberá ha multiplicado por cuatro su deuda y ha reducido a la mitad su inversiones, uno de los principales motores para reactivar la economía", ha indicado Calabuig, "y eso ha multiplicado la desigualdad", ha resuelto. "Valencia tiene muchas posibilidades de cara al futuro", ha señalado, "pero es necesario cambiar el rumbo actual y sus prioridades para poder salir reforzados de la crisis".

El grupo socialista también ha criticado la falta de actuación del Ayuntamiento en el conflicto sobre la prostitución callejera en el barrio de Velluters. El PSOE ha señalado que "desconocen si hay intereses ocultos que impiden dar pasos adelante" y ha exigido que se llegue una ordenanza municipal para que se ejerza presión sobre los clientes y no sobre las prostitutas. En defensa de estas, además, ha destacado la necesidad de que los servicios sociales les atiendan con una sensibilidad "especial", "algo que no acepta el equipo de Barberá con la excusa de la falta de presupuesto".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS