_
_
_
_
_

Afectados por las preferentes tiran huevos a la casa de Pego

La protesta duró pocos minutos ya que los ahorradores encontraron la casa totalmente cerrada

Una vivienda en Nigrán del exdirector general de Caixanova, José Luis Pego, sufrió ayer la ira de un grupo de afectados por la venta de participaciones preferentes realizada por la entidad. Manifestantes procedentes de la comarca de O Morrazo se desplazó hasta la localidad pontevedresa para expresar su rechazo hacia la figura del exdirectivo, que se prejubiló en la entidad a los 54 años con una indemnización millonaria.

La protesta duró pocos minutos ya que los ahorradores encontraron la casa totalmente cerrada, por lo que se limitaron a arrojar huevos contra la fachada. La plataforma de afectados de O Morrazo es la más activa de toda Galicia en la organización de protestas contra el corralito de las participaciones preferentes, que fueron vendidas por las antiguas Caixanova y Caixa Galicia a 43.000 clientes.

En la jornada de hoy afectados de O Morrazo y de otras comarcas se manifestaron en A Coruña para reclamar una solución que les permita recuperar sus ahorros Los manifestantes se concentraron a mediodía junto a la Delegación del Gobierno en Galicia y realizaron un recorrido que les llevó a la sede del Banco de España y a las oficinas centrales de Novagalicia Banco. Posteriormente se encaminaron hacia una céntrica plaza coruñesa, próxima a la residencia del actual presidente de Novagalicia Banco, José María Castellanos, donde comieron bocadillos de chorizo para simbolizar su protesta contra los actuales directivos de la entidad nacida tras la fusión de las dos cajas gallegas.

Por otra parte, el Banco Gallego anunció ayer que dejará de pagar los intereses de emisiones de obligaciones subordinadas y acciones preferentes realizadas en 2006 debido a las pérdidas registradas en el ejercicio 2011, que son de 24,5 millones en la cuenta individual y 29,8 millones en la consolidada. El Banco Gallego, del que es propietario Novagalicia Banco en un 49,8%, alega ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores que la “nota de valores”, la reglamentación que acompaña a estas emisiones, ya recogía que estos pagos podían suspenderse en caso de que no se registrasen beneficios. Novagalicia Banco ya había dejado de pagar los intereses de las emisiones de preferentes hace unos meses, tras entrar en pérdidas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_