La Junta se revuelve contra el trato “desigual” del Gobierno a Andalucía

El Ministerio de Hacienda desbloquea un crédito tras una carta de Martínez Aguayo

Susana Díaz, seguida del portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez.
Susana Díaz, seguida del portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez.GARCÍA CORDERO

Las continuas dudas que el Gobierno de Mariano Rajoy extiende sobre la solvencia de Andalucía a la menor ocasión, y los nuevos criterios para repartir algunos fondos —como los de las políticas activas de empleo, respecto a los que sale perjudicada—, han instalado a la Junta en el convencimiento de que existe un trato “desigual” intencionado hacia la comunidad. La consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz, ha pedido que cese esta práctica “discriminatoria” e impere la sensatez: “El Gobierno tiene que abandonar la línea de la amenaza, pasar página de las elecciones autonómicas del 25 de marzo y tender puentes de entendimiento. Este país no está para peleas ni confrontaciones”.

Más información

La gota que ha colmado el vaso esta vez han sido las declaraciones del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, quien dijo sentir una “honda preocupación” tras saber que la Junta ha aprovechado el paréntesis que resta hasta la aprobación de los Presupuestos del Estado, prevista el 15 de junio, para negociar con los sindicatos los recortes salariales del plan de ajuste.

Según fuentes de la Junta, el Ministerio de Hacienda ya sabía, porque se lo habían comunicado, que el monto referente al capítulo de personal (777 millones de recorte) no va a registrar alteraciones y tampoco el cumplimiento del déficit. Sin embargo, el ministerio envió este martes una nota en la que señala que ha desbloqueado un crédito del ICO solicitado por Andalucía de 510,5 millones de euros para los vencimientos de deuda financiera de la Junta del primer trimestre, después de que la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, remitiera una carta reiterando su compromiso del plan de ajuste. El ministerio considera que esta es una “confirmación oficial” de su cumplimiento.

Beteta había amenazado con suspender el plan especial de pago a proveedores, que nada tiene que ver con el préstamo referido. La Consejería de Hacienda asegura que el crédito fue pedido el día 18 y que la misiva de Martínez Aguayo se envió después del mediodía del martes. “En el último párrafo, se hacía alusión a que la Junta reitera su compromiso de déficit, como colofón a la carta recordatoria sobre el crédito ICO”, explicó un portavoz. A primera hora de la tarde ya había un comunicado del ministerio que relacionaba esta afirmación con el libramiento del crédito, como si se acabara de enterar de que la Junta se propone cumplir con el plan de ajuste, pese a que el propio presidente de la Junta, José Antonio Griñán, lo ha dicho multitud de veces. También convocó una conferencia de prensa la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, quien defendió a Antonio Beteta y acusó a la Junta de buscar la “confrontación”.

En la Junta preocupa que esta actitud del Gobierno se prolongue en el tiempo de forma indefinida. “Las declaraciones del señor Beteta son impropias de un gobernante de Estado en este momento tan delicado”, dijo Susana Díaz. Izquierda Unida también reaccionó ayer al nuevo episodio protagonizado por el ministerio de Cristóbal Montoro. José Luis Centella, portavoz izquierdista en el Congreso de los Diputados y secretario general del PCE, solicitó su comparecencia en la Cámara baja para que explique su “persecución” a Andalucía, que ha “superado los límites tolerables” con reiteradas sospechas sobre las cuentas, amenazas de intervención y ahora “injerencias”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción