Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cita con el cine de Ana Díez

La Filmoteca Vasca programa una completa retrospectiva de la directora de ‘Ander eta Yul’

El ciclo culminará con un libro sobre su obra

La directora Ana Díez, ayer, entre la directora de la Alhóndiga, Lourdes Fernández, y el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández. Ampliar foto
La directora Ana Díez, ayer, entre la directora de la Alhóndiga, Lourdes Fernández, y el director de la Filmoteca Vasca, Joxean Fernández.

Con su primer largometraje, Ander eta Yul, una película que se adentraba en los conflictos del regreso a casa de un terrorista de ETA tras cumplir condena, la directora Ana Díez (Tudela, 1957) consiguió en 1990 el Goya a la mejor dirección novel. Su carrera había empezado unos años antes en México con el rodaje de un documental, y ha continuado hasta Paisito (2008), una historia que recuerda las heridas dejadas por la dictadura en Uruguay.

La retrospectiva que ahora le dedica la Filmoteca Vasca, la segunda que organiza tras la presentada el año pasado sobre la obra de Álex de la Iglesia, reúne desde hoy toda su filmografía: tres documentales, un corto y tres largometrajes.

Las proyecciones comienzan hoy en la Alhóndiga de Bilbao. La retrospectiva completa podrá verse en las tres capitales vascas y en Bayona hasta el próximo 7 de julio.

Intimismo con contexto es el título elegido para la muestra. “Mis películas no son tesis, son fragmentos de realidad que cuentan cosas de la gran Historia que les ha tocado vivir a los personajes”, explica la realizadora. “Es historia e intrahistoria”, añade

La muestra incluye todos sus filmes: un corto, cuatro largos y tres documentales

La retrospectiva culminará con la publicación de un libro sobre la filmografía de Díez, escrito por Jesús Angulo, Pilar Martínez-Vasseur y Antonio Santamarina, y editado por las filmotecas vasca y navarra. Las largas entrevistas con los autores permitieron a la realizadora reordenar las ideas sobre su propio cine. “Tiene que pasar tiempo para que el director vea la película como un espectador, sin recordar la vida que cada plano tiene detrás”, señala. Y se ha dado cuenta de que sus personajes, por ejemplo, miran a su alrededor. “Yo también lo hago cuando llego a un lugar. Me interesa la línea de luz y el horizonte, y no era consciente de ello”.

La organización de la retrospectiva supone para su protagonista un punto y seguido en su carrera. “Mi intención es asumir los riesgos de una vida larga”, asegura. “Sé que tengo mucho tiempo, ganas e ideas para que estas películas que se van a proyectar y analizar sean los inicios de un recorrido que no ha hecho más que empezar”.

El primer paso hacia una nueva película lo dio junto al escritor Manuel Hidalgo, con quien escribió el guión de La puerta del amor, premiado el pasado abril con 40.000 euros por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).

La puerta de amor, ambientada en Pamplona, cuenta la historia de una familia sobre la que pesan las tensiones de la vida urbana, el cuidado de los hijos y las personas mayores. El proyecto se halla en fase de “levantar la producción”, en palabras de la realizadora. La escasez de recursos para el cine le provoca desánimo: “Estoy segura de que lo vamos a hacer”.