Baltar adjudica obras a la empresa del cuñado de su interventora

El cuñado de la interventora creó la empresa en enero con 3.000 euros de capital

Mónica Legaspi se despide de Baltar en el acto oficial de su renuncia a la Diputación, en enero.
Mónica Legaspi se despide de Baltar en el acto oficial de su renuncia a la Diputación, en enero.NACHO GÓMEZ

El 4 de enero de 2012, Miguel Fernández Varela desembolsó 3.000 euros y constituyó una sociedad limitada (Vías y Servicios Ourense) dedicada a la gestión de infraestructuras y obras públicas. El 10 de febrero, apenas estrenado en la presidencia de la institución provincial, José Manuel Baltar Blanco firmó la adjudicación a la recién creada empresa —por el procedimiento negociado sin publicidad y un importe de 159.500 euros— de la obra de una carretera en Bande. El adjudicatario es cuñado de la interventora de la Diputación, Mónica Legaspi. Fernández Varela figura como administrador y accionista único de la constructora.

Un mes después de esa primera adjudicación, el 28 de marzo pasado, Vías y Servicios Ourense se hizo con otra obra de la Diputación: la reforma de un edificio propiedad de la institución y anexo al pazo provincial. En este caso, el presupuesto base de licitación fue de 122.235,70 euros.

La obra de la reforma del local de pazo provincial —la conversión de un antiguo comercio de calzado en oficinas— se adjudicó a Vías y Servicios Ourense el 16 de marzo de 2012, según consta en el anuncio de la formalización del contrato en el que se especifica que las ventajas de la oferta adjudicataria con respecto a las demás concursantes fue su “mejor precio ofertado”. Esto es, era la más barata. La misma “ventaja” valorada por la institución provincial para concederle la ejecución de la obra de la carretera de Bande. También en este caso, la empresa del cuñado de la interventora hizo la oferta más barata: 159.500 euros, apenas 272 euros menos que Construcciones y Almacenes Manuel Viso e Hijos. La propuesta de Construcciones Benigno Álvarez, del exalcalde de Maside, del PP, era un poco más elevada: 162.120,50 euros.

Un año antes de que el empresario constituyera su constructora, en enero de 2011, José Luis Baltar estaba en pleno proceso de preparación de la línea sucesoria de la Diputación, con su hijo José Manuel Baltar Blanco fogueado ya durante un año en la presidencia del partido.

En esa época, Mónica Legaspi abandonó su plaza de interventora en el Ayuntamiento de Chantada y desembarcó en la Diputación ourensana. La funcionaria, que ya había dado cursos en la institución provincial —le editó un libro sobre “Contratos en la Administración y su gestión presupuestaria”— fue seleccionada para cubrir la vacante del interventor de los últimos 11 años, José María Baños. Éste, de la más estrecha confianza del exbarón —le dio la presidencia del Club Ourense Baloncesto—, acababa de abandonar sorpresivamente la plaza de alto funcionario, en plena elaboración de los presupuestos de la institución para 2011. Baños decició optar por una plaza como secretario municipal en un pequeño municipio, Azuqueca de Henares, de Guadalajara. Aseguró que se iba por motivos personales.

Nueve meses después de su selección para ocupar la plaza de interventora de la Diputación ourensana, Legaspi alertó de las “sistemáticas” facturas “sin justificar” del organismo, en un momento en el que la Diputación, que no podía afrontar las deudas con sus proveedores, se acogió a una línea del Instituto de Crédito Oficial (ICO). La institución pidió igualmente 2.343.546,98 euros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Apoderada en la sociedad de su pariente

La interventora de la Diputación ourensana está vinculada empresarialmente a su cuñado a través de la empresa Vieiros Miño. En esta sociedad limitada, dedicada al transporte de mercancías por carretera, figura como administrador único Miguel Fernández Varela, el también administrador único de Vías y Servicios Ourense SL. Mónica Legaspi y su compañero y hermando del administador, Marcos Fernández Varela, constan como apoderados en la empresa familiar lucense. Según datos del Registro Mercantil, Vieiros Miño se constituyó el 29 de febrero de 2008 y los cargos no han sido revocados.

En la pasada semana, la interventora informó favorablemente las cuentas de la Diputación ourensana que incluyen un suplemento de crédito por 4,45 millones de euros. Pese a que autoriza esta operación, Legaspi alerta al Gobierno provincial de que no se pueden aprobar gastos sin crédito presupuestario.

También precisa en el informe que para la concesión de subvenciones (el más de medio millón de euros del suplemento de crédito para ayudas nominales que se reserva la institución provincial) es necesaria la concurrencia nominativa que no se da.

La interventora de la Diputación ourensana —que compartió mesa con el actual presidente de la institución en el homenaje que le brindaron los trabajadores al exbarón del PP de Galicia— aprueba, en su informe, la propuesta del actual grupo de gobierno de la institución, aunque matiza que lo hace para “regularizar la situación heredada de los años anteriores”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS