Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valencia no quiere parecerse a Amsterdam o Copenhague

Compromís pide contrapartidas a la empresa del alquiler de bicicletas tras el éxito del servicio

El servicio de Valenbisi, que gestiona la firma JCDecaux, ha superado con creces todas las expectativas, incluidas las de la empresa adjudicataria. Si la multinacional francesa preveía en su memoria económica unos 64.000 usuarios en Valencia en 2012, el número de clientes transcurridos los dos primeros meses del año ascendía a casi el doble, con algo más de 117.000 abonados.

A la vista del éxito de clientes, el portavoz de Compromís en el Ayuntamiento de Valencia, Joan Ribó, reclamó este lunes al equipo de gobierno del PP que exija a JCDecaux más contrapartidas para los usuarios del servicio, quejosos por la escasa reposición de bicicletas y por la subida en un 35% del abono anual.

Según Ribó, es verdad que la compañía adjudicataria del servicio piensa aumentar el número de estaciones de 250 a 275, así como la cantidad de bicis de 2.500 a 2.750, pero “eso no es suficiente a la vista de la fuerte demanda”. El beneficio de JCDecaux, calcula Ribó, pasa de 1,16 millones de euros a 2,85 millones, es decir, 1,6 millones de euros más de lo previsto. “Estas cantidades son muy escandalosas si no hay compensaciones”, comentó el portavoz de Compromís al término de la Comisión de Urbanismo municipal.

En opinión de Ribó, el éxito del servicio municipal de bicicletas ha pillado desprevenido al Gobierno municipal de Rita Barberá. “En Valencia, la movilidad sigue pasando en torno al coche particular y con Valenbisi pasa lo mismo que con la bici, o avanzas o retrocedes”, dijo muy gráficamente.

El concejal insistió al delegado de Transporte y Circulación, Alfonso Novo, en que hay que repartir la calle, “pero el Ayuntamiento no quiere una ciudad como Amsterdam o Copenhague”, dos capitales europeas modélicas en el uso urbano de la bicicleta.

 

Más información