Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Defensa cede 500.000 metros cuadrados de suelo a San Fernando

Los nuevos terrenos del Ayuntamiento son los antiguos polvorines de Fadricas

Una vista de los antiguos polvorines de Fadricas.
Una vista de los antiguos polvorines de Fadricas.

San Fernando (Cádiz) dispone ya de vía libre para hacer uso de casi 500.000 metros cuadrados de los antiguos polvorines de Fadricas, suelo militar en desuso que el Ministerio de Defensa ha cedido al Ayuntamiento tras más de una década de negociaciones, enfrentamientos y horas de despacho. La firma ha llegado en el peor momento para plantear los usos para los que el Consistorio quería estos terrenos: viviendas, hoteles, actividades turísticas y negocios comerciales. Con todo, el alcalde, José Loaiza (PP), cree que esta cesión, que define como “histórica”, abre la oportunidad de “dinamizar la economía local y generar cientos de puestos de trabajo”.

En 1999 se trasladaron a la base de Rota los últimos materiales de los polvorines. Desde entonces el Ayuntamiento, gobernado entonces por el PA, ha tratado de hacer uso de estos terrenos ubicados junto al mar y con enormes posibilidades residenciales y turísticas. El suelo fue desafectado en 2003, se negoció con antiguos propietarios, hubo conflictos con la delimitación de los terrenos con el Ministerio, el Ayuntamiento amenazó con la expropiación pero finalmente el año pasado se sentaron las bases del acuerdo que ahora se ha firmado.

Tantos años y tantos metros cuadrados han permitido alimentar muchos sueños. Se llegaron a plantear más de mil viviendas, hoteles, un puerto deportivo con mil plazas, un estadio, un parque de 200.000 metros cuadrados. En la última campaña electoral, cada partido planteó su diseño diferente para estos suelos. El PSOE presentó una piscina descubierta en un edificio en altura con varias láminas de agua con vistas a la bahía. El PP, que ahora gobierna con el PA, planteó 1.500 viviendas y dos edificios singulares, una torre visible desde toda la bahía de Cádiz con uso residencial y hotelero, y un auditorio con 8.000 plazas. Ayer el alcalde no garantizaba que este proyecto fuera viable.

“Habrá que adaptar el proyecto a las necesidades del mercado”, dijo. Su idea también incluía convertir los polvorines en un parque temático del mar con un centro de talasoterapia.

Hay quien define Fadricas como uno de los mejores suelos de Andalucía, aunque tiene sus condicionantes medioambientales y arqueológicos. La batería de Punta Cantera ha sido incluida como Bien de Interés Cultural en el listado de elementos arquitectónicos que se deben proteger por su vinculación con el Bicentenario de la Constitución de 1812. En la zona hay 26 polvorines que se remontan, el más antiguo, a 1730, todos ellos comunicados por una red de caminos. Hay unas murallas, un embarcadero, un espigón y restos romanos. De ahí que una plataforma ciudadana defienda la necesidad de proteger la zona de intereses especulativos. Reclama que cualquier uso que se le dé garantice su preservación como lugar histórico y de enorme valor medioambiental.