_
_
_
_

Economía se queda sin fondos para subvencionar la compra de coches eléctricos

El presupuesto, de 700.000 euros, solo fue suficiente para atender 313 solicitudes de adquisición de coches menos contaminantes o para la transformación de motores

María Fernández

El Instituto Enerxético de Galicia (Inega), dependiente de la Consellería de Economía se ha quedado sin fondos para su plan Renove de Vehículos Eficientes. El presupuesto, de 700.000 euros, solo fue suficiente para atender 313 solicitudes de adquisición de coches menos contaminantes o para la transformación de motores. La convocatoria arrancó a mediados de diciembre de 2011 y tenía una duración de once meses supeditada a los fondos disponibles. Ha estado vigente poco más de cuatro.

La Xunta facilitaba ayudas mínimas de 2.000 euros en la compra de coches eléctricos híbridos (que combinan el uso de gasolina) y de 7.000 euros para los de combustión directa de hidrógeno o pilas de combustible.

La Consellería de Economía señala que el plan permitió a la Administración autonómica “promover la disminución del impacto ambiental al incentivar la adquisición de coches menos contaminantes”, pero no explica si se ampliarán los fondos o se descartará la renovación de la orden de convocatoria en lo que queda de año.

La misma suerte han corrido otros dos planes de eficiencia energética de los cuatro que en total había publicitado el Inega este año.

El Renove Fiestras, para la reposición de ventanas, ofrecía ayudas de hasta 3.000 euros por vivienda (50.000 para edificios industriales), para sustituir “la envolvente térmica”, de cada construcción e incentivar el ahorro en calefacción. La dotación total fue de 2,5 millones de euros que se suponía iban a mantener viva la convocatoria a lo largo de todo 2012.

Otro de los incentivos agotado, el plan Renova Climatización, incluido en el programa IDAE de ayudas a inversiones dentro de un proyecto de acción más amplio, intentaba fomentar la mejora de las instalaciones térmicas con la sustitución de calderas, equipos de climatización y bombas de calor de baja eficiencia por otros de alto rendimiento con una potencia de hasta 70 kilovatios. Las bonificaciones en este caso podían llegar hasta el 30% del coste de las obras. Dotado con 900.000 euros, estaba previsto que finalizase el 30 de octubre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las ayudas que sí se pueden solicitar actualmente incentivan el cambio de lámparas por otras de bajo consumo o la instalación de sistemas de regulación a través de detectores de presencia. Si las actuaciones garantizan una reducción anual del 30% del consumo de energía pueden recibir entre 1.500 y 25.000 euros con una inversión mínima de 500 euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

María Fernández
Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_