Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fusión entre Fomento y Pimec, cerca del fracaso

Pimec pide la paridad y los patronos de Fomento reclaman que no tenga más del 25%

El cuarto proceso de fusión entre Fomento del Trabajo y Pimec se aproxima al mismo final que en las tres ocasiones anteriores: el fracaso. El comité ejecutivo y la junta directiva de Fomento reclamaron ayer a su presidente, Joaquim Gay de Montellà, que se niegue a aceptar la propuesta de Pimec, que pretende tener la mitad de la representación de la nueva organización surgida de la integración.

Mientras que Pimec pide la paridad, los patronos de Fomento reclaman que Pimec no tenga más que el 25% de representación en la nueva patronal. Así se lo hicieron saber a Gay de Montellà, a quien reclamaron que presente un ultimátum al presidente de Pimec, Josep González, en el marco de una reunión que tiene que celebrarse esta semana. De no aceptar, exigieron la ruptura de la negociación.

Las conversaciones para lograr una fusión se iniciaron el pasado mes de marzo con el objetivo de racionalizar el mapa patronal catalán. El objetivo era que Fomento mantuviese la representación de las grandes empresas y liquidara su marca Fepime, para dejar las pymes en manos de Pimec. Pero en esta ocasión, pese al apoyo otra vez de la Generalitat, las negociaciones parecen destinadas otra vez al fracaso.

Empresarios presentes en el comité ejecutivo de Fomento del Trabajo consultados por este diario pusieron en duda la idoneidad de reiniciar las conversaciones. Recordaron que Gay de Montellà lleva solo poco más de un año en el cargo y que el anterior fracaso, en 2009, aún estaba fresco para muchos empresarios, sin que haya cambiado el escenario económico.