Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
COBRO DE PEAJES EN LAS CARRETERAS DE LA COMUNIDAD

Los peajes en sombra ya cuestan 103,6 millones de dinero del contribuyente

El Gobierno regional paga a las empresas por los vehículos que circulen por la M-407, la M-45, la M-511 y la M-501 a cambio de que las adjudicatarias las construyan y las gestionen

Esperanza Aguirre, en la inauguración de la M-407 en 2011. Ampliar foto
Esperanza Aguirre, en la inauguración de la M-407 en 2011.

La presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, justifica su intención de cobrar peaje en las autovías madrileñas por su coste de conservación y mantenimiento, que cifra en 30 millones de euros al año. "Tenemos un montón [de autovías]", explica la presidenta en una entrevista publicada hoy en Abc, en la que cita como ejemplos la M-501 o la circunvalación M-45. Según el último presupuesto de la Comunidad, correspondiente a 2012, la reposición y mantenimiento de carreteras supone más del doble de esa cantidad, 65,5 millones de euros. Es un millón y medio más del dinero que se destinó en el presupuesto de 2011. La red principal de carreteras regionales tiene 661,8 kilómetros.

Una de las opciones posibles para cobrar al ciudadano por el tránsito en carretera es cambiar el modelo de peaje en sombra, un sistema de pago de peaje se financia a través de impuestos, que ya se aplica actualmente en la M-407, la M-45, la M-511 y la M-501. Los peajes en sombra suponen 103,6 millones de euros, según las cuentas de 2012. 

Con este sistema el Gobierno regional paga a las empresas por los vehículos que circulen por estas carreteras a cambio de que las adjudicatarias las construyan y las gestionen. Una concesionaria construye una carretera y la Administración le abona un canon anual en función del número de vehículos que la transitan. El coste final suele ser superior al que pagaría la Administración si construyera la carretera con medios propios aunque se abona en un plazo más largo. En 2005, por ejemplo, este periódico publicó el coste que tendría el peaje en sombra de la M-45, para la que el presupuesto de 2012 reserva casi 82 millones de euros.

El coste de construcción de esta vía, que une la M-40 con la A-2 por San Fernando de Henares y Leganés, fue de 487 millones. El contrato de concesión administrativa a las distintas concesionarias durante 30 años reflejaba un pago cuatro veces superior: 1.670 millones de euros.

En cuanto al resto de carrteras donde se aplica el modelo, en la M-407 (de Leganés a Griñón, 16 kilómetros) supone 6,4 millones de euros. La M-45 (34,8 kilómetros entre San Fernando de Henares y Leganés, casi 82 millones. La M-501, la polémica carreteras de los pantanos, recorre 72,8 kilómetros por San Martín de Valdeiglesias hasta el límite con la provincia de Ávila. El peaje en sombra de esta vía y de la M-511 (que aparecen juntas en el presupuesto) asciende a algo más de 15 millones de euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram