Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FROB denunciará a directivos de la CAM por sus indemnizaciones

El administrador responsabiliza en las Cortes a los ejecutivos y al consejo de la caída de la CAM

Sobre una cartera de 53.000 millones en crédito solo 1.000 eran ajenos al sector inmobiliario

José Antonio Iturriaga, administrador del FROB en el Banco CAM.
José Antonio Iturriaga, administrador del FROB en el Banco CAM.

El administrador provisional del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en el Banco CAM SA, José Antonio Iturriaga, explicó el miércoles que las prejubilaciones e indemnizaciones de directivos de la antigua Caja del Mediterráneo, que tanto escándalo público han levantado, serán objeto en las “próximas fechas” de una demanda “en el ámbito procesal y jurídico adecuado”.

Iturriaga compareció ante la comisión que investiga la quiebra de la CAM en las Cortes Valencianas para hacer un diagnóstico contundente de lo ocurrido con una caja de ahorros que, en su opinión, hizo una permanente “huida hacia adelante”. Una caja que no habría sobrevivido aunque no se hubiera producido la crisis económica global y que habría arrastrado en su caída a Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura en el caso de que se hubiera cerrado el sistema institucional de protección (SIP) o fusión fría con la entidad alicantina.

La comparecencia de Iturriaga hizo innecesaria la de los otros dos administradores de la CAM, Tomás González Peña y Benicio Herranz, y confirmó la excesiva exposición al sector inmobiliario y la falta de control. El administrador recordó que Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción investigan a la CAM y que el pliego de cargos del Banco de España señala “prácticas reprobables y no autorizadas”.

Critica que los consejos de las cajas "adolecen de falta de conocimiento, profesionalidad e independencia"

“Cuando llegamos, era un politraumatizado”, dijo José Antonio Iturriaga para explicar gráficamente el estado en que los nuevos administradores del FROB encontraron la CAM. Una caja cuya deriva se inició, en su opinión, en el cambio de dirección de los años 2000 y 2001, con un crecimiento del crédito de más del 300% entre 2002 y 2008 y una agresiva incidencia en el negocio del ladrillo. El administrador de la CAM ofreció el dato de que, de los 53.000 millones en créditos concedidos por la caja alicantina, solo unos 1.000 millones corresponden a empresas ajenas al sector inmobiliario.

Como ejemplo de la situación a la que llegó la CAM, Iturriaga explicó que en junio de 2011 la solvencia de la entidad era del 0,9%. Un índice que se ubicó en el 8% a finales de ese año, tras la inyección de 2.800 millones de euros pro parte del Fondo de Garantía de Depósitos y que se espera que sea del 12% o el 13% una vez este organismo aporte otros 2.449 millones, lo que situará en 5.249 millones el monto total de la operación, y el Banco de Sabadell se haga cargo definitivamente de la entidad, que le fue vendida en subasta.

“Adolecen de falta de conocimiento, profesionalidad e independencia", dijo el administrador de la CAM sobre los consejos de administración y los órganos de gobierno de las cajas de ahorros, en alusión a la excesiva politización de los nombramientos. Y no dudó atribuir a los consejeros y directivos de la entidad de ahorro alicantina la responsabilidad por la situación a la que ha llegado. “Si han leído las actas del consejo de administración, el debate era nulo”, señaló en una de sus respuestas a las preguntas de los diputados.

El SIP de la CAM con Cajastur y otras fracasa porque "los otros socios no se fian de la informacion de la CAM"

Otras causas que, en su opinión, han llevado a la CAM a su intervención por parte del Banco de España son los “elevados” ratios de morosidad; el “excesivo” nivel de dependencia de los mercados mayoristas y las “deficiencias significativas” en el sistema de control de la entidad. Un apartado en el que dejó caer que la caja de ahorros maquilló sus resultados y no ofreció la información adecuada a los auditores externos. “El auditor se ha sentido engañado porque no le dieron toda la información”, señaló en un momento dado, para remitirse a lo que digan los responsables de la empresa auditora cuando comparezcan ante la comisión de las Cortes Valencianas.

El representante del FROB añadió que la culminación de la venta de la CAM al Banco de Sabadell, con el que dijo que el FROB está, de hecho, “cogestionando” la entidad, depende de una serie de autorizaciones preceptivas y que, en la actualidad, solo falta el documento de la Unión Europea, que espera que esté disponible “en las próximas dos semanas”.

La obra social y las cuotas participativas

“Prácticamente no se hablaba más que de la retribución de los directivos”, exclamó José Antonio Iturriaga sobre las reuniones de la Comisión de Retribuciones de la CAM, una entidad de ahorro en la que los criterios para sustentar las inversiones estratégicas, en su opinión, “brillaban por su ausencia”. Fue, además, la única que puso en marcha el sistema de las cuotas participativas, cuyo valor actual es “cero”, según recordó tajantemente el administrador por encargo del FROB. No ha lugar a traspasar esas cuotas al Banco de Sabadell, comprador de la CAM, porque es un producto exclusivo para cajas de ahorro, ni a buscar alguna posible solución para los pequeños inversionistas en la obra social.

Iturriaga explicó, a preguntas de Lluís Torró, de Esquerra Unida, y de Mireia Mollà, de Compromís, que la fundación que se creará para gestionar la obra social estará vinculada a la Generalitat, contará con el Banco de Sabadell y tendrá un patrimonio de 135 a 140 millones de euros, 80 de los cuales son de liquidez y el resto de activos mobiliarios e inmobiliarios.

El diputado del PP David Serra se mostró muy interesado en que explicara el peso que los créditos a la Generalitat o la participación en los grandes proyectos puede haber tenido en la situación de la entidad. Iturriaga dijo que el nivel de riesgo de la CAM alcanza el 10% de toda la deuda bancaria de la Administración autonómica, mientras la cuota de mercado de la caja es del 14%. Repasó algunas “desinversiones”, como Terra Mítica, proyecto en el que la CAM ha perdido 70 millones de euros, y apuntó que la entidad también está “saliendo” de la participación en Ribera Salud.

El diputado socialista Ángel Luna criticó que en la documentación facilitada hay “incomprensiblemente un vacío”. “Me da la sensación de que ustedes han dirigido la investigación hacia donde querían y han enseñado lo que querían enseñar”, dijo. El parlamentario socialista preguntó al administrador del FROB: “¿Por qué no se actuó antes?; ¿a qué esperó el Banco de España ante una situación que se iba degradando a los ojos de todos?”. Iturriaga apuntó que el Banco de España requirió a la CAM en varias ocasiones y, sobre el papel del Instituto Valenciano de Finanzas, confesó que no sabía de su existencia antes de llegar a Alicante.

La comisión de investigación acordó reiterar la solicitud de comparecencia al gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, y otros responsables del organismo regulador que rechazan acudir a las Cortes.

Más información