Kutxabank destina 90 millones para asumir su parte en la multa a Euskaltel

La caja vasca eleva sus provisiones para cumplir las exigencias ante riesgos posibles

Kutxabank ha consignado una provisión de 90 millones para hacer frente a la parte proporcional que le correspondería en el pago de la multa impuesta a Euskaltel por su competencia con Orange y que los tribunales elevan a 222 millones. Esta decisión ha tenido una especial repercusión en el balance del primer trimestre de 2012, presentado ayer por la caja vasca, donde se refleja un beneficio de 50,3 millones, un 43,4% menos que en el mismo periodo del año pasado.

Kutxabank dispone actualmente del 68% del accionariado de la operadora vasca, una presencia su presidente, Mario Fernádez, ve “razonable revisar". Esta significativa dotación de 90 millones se ha realizado bajo un criterio de “prudencia”, señalan fuentes de la entidad, y pendiente del desenlace final de las acciones judiciales de Euskaltel, aunque el cobro inicial debe cumplirse según la sentencia.

Además de aplicar todo el “impacto negativo” derivado de la sanción a Euskaltel, en Kutxabank han dotado otros 44,3 millones a provisiones como fiel reflejo de una política de dotaciones “muy exigente”, según admitió ayer el banco vasco, para atender las derivadas de posibles riesgos generales y del deterioro de activos, “incluso desde la posición de fortaleza que le confiere tener completamente constitidas las provisiones establecidas” por el Gobierno central para el saneamiento del sistema financiero.

A modo de muestra sobre “el elevado nivel de provisiones”, se constata que llega al 64% en suelo, el 54% en promoción en curso y un 37% en los activos problemáticos del sector promotor y constructor, además de constituir la cobertura adicional del 7% sobre los riesgos en situación normal.

En el análisis de situación de este primer trimestre, desde Kutxabank se subraya el proceso de integración “a todos los niveles” entre las tres entidades BBK, Kutxa y Vital. Según su propia valoración, esta coincidencia ha permitido “cumplir de forma notable”, señala, “los exigentes objetivos y plazos” que la nueva entidad financiera se impuso en su proceso de integración, mientras ahora se trabaja en la incorporación de los sistemas del resto de entidades que forman parte del banco.

Para Kutxabank, la “estricta” política de contención y racionalización de costes ha permitido reducir los gastos de explotación un 7,3%. A este criterio de contención del gasto ha contribuido la integración efectiva de CajaSur, que ha concluido en el mes de marzo, tras cumplir los plazos previstos. La caja cordobesa ha alcanzado una aportado efectiva de 0,9 millones a los 50,3 globales de beneficios.

Con todo, uno de los aspectos más destacados se cierne sobre el crecimiento del negocio recurrente de Kutxabank, que mantiene la tendencia al alza. De un lado, el margen de intereses ha obtenido un crecimiento del 5,2%, mientras el de clientes, que incluye las comisiones y los resultados de la actividad aseguradora, crece un 4,9%. Como aspecto más negativo, vuelve a consignarse un menor ritmo de las operaciones financieras.

En cuanto a la tasa de morosidad, siempre preocupante en este sector, en el primer trimestre del año se ha producido un ligero incremento y se sitúa en un 8,3%, próximo a la media del sistema y en un 4,7% si queda excluido el dato de CajaSur.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción