Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Izagirre vuelve a quedarse solo en su rechazo al AVE

La oposición donostiarra reclama al alcalde una “actitud proactiva”

Los partidos de la oposición en San Sebastián —PP, PNV y PSE— instaron ayer al equipo de gobierno de Bildu a que tome una “actitud proactiva” en cuanto a la futura entrada del AVE en San Sebastián.

La oposición en bloque votó, en el pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento donostiarra, a favor de una moción presentada por el PSE, la quinta en el actual mandato, sobre el seguimiento municipal de las obras relacionadas con la llegada de la alta velocidad a la capital guipuzcoana. Bildu mantuvo su rechazo.

El portavoz municipal peneuvista, Eneko Goia, recalcó al alcalde, Juan Karlos Izagirre, que, a pesar de su postura contraria al proyecto ferroviario, debe “defender los intereses” de los donostiarras y ver una “oportunidad” para el desarrollo económico y cultural de la ciudad.

Goia destacó que dejar “pasar el tiempo” en un asunto de vital importancia para la ciudad resulta “peor que no hacer nada”.

El portavoz del PSE, Ernesto Gasco, aludió a la capitalidad cultural europea para 2016 para increpar a Izagirre por su rechazo a la llegada del AVE. “¿Por dónde quieren que llegue la gente, por el Urume?”, ironizó. “¿Cómo quieren preparar la capitalidad si la gente no tendrá forma de entrar o salir de la ciudad en 2016?”, añadió. Gasco incidió en la vertiente de “generación de empleo” que conlleva el proyecto de alta velocidad.

El popular Ramón Gómez Ugalde criticó que Izagirre ponga la crisis económica “como excusa” para rechazar el AVE cuando antes de que llegara “la izquierda abertzale o incluso Batasuna mostraba ya su rechazo”.

Por otyro lado, Gasco anunció el acuerdo consensuado por todos los grupos municipales para “luchar todos a una” para que el futuro Centro de Investigación del Envejecimiento (CNIE) se instale en la capital guipuzcoana.