Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500 profesores interinos perderán su plaza por los recortes de Rajoy

Los sindicatos auguran el despido de 2.000 docentes y el cierre de 200 aulas

El tijeretazo en la educación pública anunciado por el Estado hace una semana —aumento de ratios y horas lectivas de los profesores, y la restricción de las sustituciones para ahorrar 3.000 millones— supondrá un recorte de 500 plazas de interinos. Así lo reconoció la consejera de Enseñanza, Irene Rigau, quien ayer se reunió con los sindicatos y la Junta de Directores de primaria y secundaria para explicarles cómo se van a aplicar los recortes estatales.

El ajuste que más quebraderos de cabeza está dando a Enseñanza y a los centros es la gestión de las bajas del profesorado. La Generalitat no enviará un sustituto hasta el undécimo día y, hasta entonces, los centros deberán suplir el hueco como puedan. En secundaria, Rigau exige que el sustituto sea del mismo departamento. La Generalitat prevé no tener problemas para cubrir las bajas gracias al aumento de una hora lectiva de los profesores.

Un impacto menor se espera que tenga otra de las medidas polémicas: la posibilidad de incrementar hasta un 20% el número de alumnos por aula

Los directores de las escuelas no lo ven igual. “Los maestros no tienen horas libres, tendrán que dejar de atender otra clase. Es desnudar a un santo para vestir a otro”, critican. En caso que un centro tenga varias bajas, la Generalitat enviará el sustituto inmediatamente.

Un impacto menor se espera que tenga otra de las medidas polémicas: la posibilidad de incrementar hasta un 20% el número de alumnos por aula. La Generalitat aseguró que no se aplicará de forma automática y solo lo permitirá en los casos en que no haya alumnos con necesidades especiales, que el espacio físico del aula lo permita y no se perjudique a otras escuelas. Rigau se mostró reacia ayer a aplicarlo en educación infantil, pero admitió que afectaría más a la secundaria.

Con la necesidad de menos sustitutos y el aumento de alumnos por clase, la Generalitat reconoció que se perderán 500 plazas de interinos, que pasarán a tener contrato de sustitutos y que este colectivo verá reducida su jornada laboral. Los sindicatos elevan hasta 2.000 los puestos en peligro, 1.200 de interinos y 800 sustitutos. Además calculan que se cerrarán hasta 200 aulas.

Los sindicatos pidieron “valentía” a Rigau y le instaron a no aplicar los recortes, tal y como han anunciado algunas comunidades. USTEC calificó de “perversa” a la consejera por anunciar que recurrirán los recortes porque invaden competencias, pero no por su contenido.

Las universidades se movilizan

Los sindicatos de primaria y secundaria no descartan movilizarse en contra de los nuevos recortes en educación. Las universidades ya se han avanzado han convocado una protesta para el próximo 3 de mayo. La Plataforma Unitaria en Defensa de la Universidad Pública (Pudup) , que agrupa a estudiantes, profesores y varios sindicatos, ha llamado a protestar en contra de la subida de tasas universitarias. El día escogido no es casual, ya que coincidirá con la celebración en Barcelona la cumbre del Banco Central Europeo (BCE).

La Pudup exige que no se aplique el aumento del precio de las matrículas porque provocarán la "expulsión" de muchos jóvenes de los estudios universitarios.