Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista al actor Joaquín Núñez

“Iba al rodaje de ‘Grupo 7’ cantando”

El actor malagueño, curtido en el teatro para niños, ha sido toda una revelación en su primer largometraje bajo las órdenes de Alberto Rodríguez

Joaquín Núñez, uno de los actores de 'Grupo 7', en Málaga. Ampliar foto
Joaquín Núñez, uno de los actores de 'Grupo 7', en Málaga.

Hay actores que pese a llevar toda la vida sobre las tablas siguen aguardando ese papel que les lance a la fama y, de paso, haga buenos tantos años de esfuerzos, castings y pequeños personajes. A Joaquín Núñez ese papel le ha llegado a los 51 años, tras más de 30 de profesión volcado principalmente en el teatro. Núñez es Mateo, uno de los cuatro policías que junto a Antonio de la Torre, Mario Casas y José Manuel Poga protagonizan la película Grupo 7, un thriller policíaco dirigido por el sevillano Alberto Rodríguez que retrata la lucha de una unidad policial poco ortodoxa contra los traficantes de droga en Sevilla en los años previos a la celebración de la Expo 92.

Mateo es el policía más veterano del grupo, simpático y bonachón, experto en la calle y quemado por la misma. "Es el más humano de todos. Es un amante padre de familia y a la vez un putero y un policía corrupto. Es un contrapunto a los personajes de Antonio y Mario, más violentos. Él se define como un caballero y prefiere la palabra a la violencia. Es un tipo que cae bien", explica Núñez sobre su personaje.

Tras más de 30 años en el teatro, el malagueño triunfa en su primer largometraje

Un papel al que Ñúnez ha llegado tras haber interpretado sobre los escenarios a más de un centenar de personajes, entre ellos a Jesucristo, Ulises, Arquímedes, Don Quijote o El jorobado de Notre Dame y haber ejercido como cuentacuentos o mimo. "Empecé en esto a los 18 años, cuando estaba en el instituto. Un profesor de Arte Dramático nos propuso montar la obra Dios, de Woody Allen, y me encantó. Después hice Arte Dramático y monté mi primera compañía: Chirimoya Teatro", recuerda Núñez, quien desde 2004 dirige Imagine Teatro, un grupo de teatro infantil especializado en montajes sobre temas sociales.

Director, guionista, presentador, profesor de teatro en colegios, comentarista de radio y cantante, Núñez asomó la cabeza en el mundo del cine participando en el cortometraje Cinema Parabicho (2005), cinta que obtuvo varios premios en el Festival de Málaga Cine Español, entre ellos el de mejor actor para Núñez.

"He trabajado en producciones pequeñas pero muy buenas, como Kitt resurrection, donde me dieron el papel de Michael Knight por lo alto, guapo y rubio que soy", cuenta entre risas este actor malagueño, casado y padre de tres hijos.

Hacerse con el papel de Mateo en su primer largometraje no fue tan difícil como Núñez se pensaba. "Dos amigas que se dedican a hacer castings me propusieron a Alberto Rodríguez. Hice una primera prueba sin saber para qué papel era. Me dijeron que contase lo que quisiera y se partieron de risa. Luego tuve una entrevista con Alberto y Antonio de la Torre y enseguida se vio que había feeling. Más tarde me enteré que tras esa entrevista Antonio le pidió a Alberto que no buscase más y me contratase. La última prueba la hice en casa de Antonio con Poga y Estefanía de los Santos, y esa fue la definitiva", rememora Núñez, quien asegura que el rodaje de la película, el pasado verano en Sevilla, fue una experiencia inolvidable. "Yo iba todas las mañanas al rodaje cantando. El grupo humano era increíble. La relación con Antonio, Mario y Poga fue magnífica no solo cuando rodábamos. Cuando terminábamos nos íbamos a tomar unas cervezas y a hablar de nuestras cosas", explica Núñez, quien recuerda la sorpresa que le causó vivir el fenómeno fan que arrastra Mario Casas. "Con Mario era muy divertido. Se encontraba a las fans escondidas por el set de rodaje. Algunas hasta se colaban en el plano cuando rodábamos. Era increíble, pero Mario lo lleva muy bien", cuenta.

Video-entrevista a los cuatro protagonistas de 'Grupo 7'

Núñez asegura que trabajar con Alberto Rodríguez ha sido muy enriquecedor. "Es como un maestro de colegio. No sólo conocía el guión y a los personajes, sino también sus entrañas. Eso daba pie a que nosotros indagáramos más en ellos y propusiéramos nuevas pautas para darles más autenticidad. No se conformaba con un plano de calidad notable, iba al detalle, a que todo estuviera perfecto. Directores como Alberto son esenciales para crear un producto de éxito", afirma Núñez, quien dice no estar sorprendido por la buena acogida de Grupo 7, que en su primera semana en los cines ha recaudado más de un millón de euros en taquilla y ha sido seleccionada para participar en la sección oficial del Festival de Tribeca de Nueva York, certamen que auspicia el actor Robert de Niro. "Cuando vi el montaje final me encantó. La película tiene un ritmo increíble, es pura adrenalina", apunta Núñez, quien se muestra agradecido por las buenas críticas que ha obtenido por dar vida a Mateo, algunas de las cuales le señalan como firme candidato a ganar el premio al actor revelación en la próxima cita de los Goya.

"Impresiona que hablen tan bien de ti. Me sorprende un poco, porque lo único que he hecho es disfrutar con mi trabajo, pero sí es verdad que ilusiona la idea de lo de los Goya, aunque eso queda aún lejísimo", concluye Núñez.