Los primeros 200 lanzadores no letales serán probados en octubre

Modelo del lanzador que se utilizará a partir de 2013.
Modelo del lanzador que se utilizará a partir de 2013.

Desde hoy, el departamento de Interior adquirirá en los próximos meses hasta 200 lanzadores de nueva generación. El objetivo pasa por adquirirlos antes de otoño y que los agentes de las unidades de Seguridad Ciudadana puedan probarlos en octubre en Arkaute. “La prioridad es que todos sepan utilizarlos en enero de 2013 y que estén distribuidos de manera efectiva”, indican fuentes de la Ertzaintza.

Coincidiendo en junio con la petición de la Comisión Europea para renovar las armas de la Policía autonómica, al igual que hiciera con los Mossos d'Esquadra, Guardia Civil o Policía Nacional, Interior adquirió 20 unidades de dos modelos de lanzador. Uno el HK169. Según los expertos “poco preciso y pensado más para granadas de gas”. El otro, por el que se apostaría, es el lanzador de fabricación suiza B&T GL40NL 40 mm, de 59 centímetros de largo y dos kilos de peso, que dispara proyectiles de espuma, similares a las pelotas de golf, con punta deformable y que no tienen tanto rebote como las de goma. Además, actúan como inhibidores musculares que impiden andar en los minutos posteriores. “Son neutralizantes, no provocan daños a largo plazo y su trayectoria es rectilínea”, puntualiza Andreu Soler, distribuidor del arma en España.

Francia fue pionera en usar este modelo que después incorporarían Portugal o Cataluña con los Mossos d'Esquadra en 2010. Este lanzador permite disparar a una distancia de 40 metros. “Para los Mossos ha habido un antes y un después en cuestiones de seguridad; han podido reducir sin riesgo al objetivo”, recuerda Soler.

El valor de cada lanzador oscila entre 1.500 y 1.800 euros. De esta manera, Interior tendrá que desembolsar entre 300.000 y 360.000 euros. Según ha podido saber este periódico, las adquiridas en junio del año pasado se probaron en las instalaciones de la Academia de Arkaute por los instructores “de forma satisfactoria”. “El problema será que por su apariencia intimidarán menos y saber de dónde se obtendrá el dinero cuando se están produciendo recortes y no hay partidas ni para equiparar los uniformes al de las policías europeas”, advierte un agente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción