Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo exige a Conde Roa un plus de rigor pero no aclara su futuro

El presidente del PP será “consecuente con la justicia y con los estatutos”

“Vamos a ver si es como nos cuenta el alcalde o hay otras cuestiones”, afirma

Feijóo está lejos de respaldar incondicionalmente a Gerardo Conde Roa, pero se resiste a especificar qué medidas tomará el PP contra el alcalde de Santiago, más allá de apelar a los estatutos del partido. Todo está pendiente de la justicia, insiste el presidente de la Xunta, pero mientras Conde Roa declaraba ayer ante un juez de la capital como imputado por un presunto delito de fraude fiscal, Feijóo, en la conferencia de prensa posterior al Consello de la Xunta, no concretaba qué decisión judicial marca el límite de tolerancia del partido ni qué medidas contemplan exactamente esos estatutos.

El PP actuará “con claridad” y será “coherente con la justicia y consecuente con los estatutos”, afirmó el presidente de la Xunta y del Partido Popular de Galicia. Más allá de esa explicación, se limitó a exponer la contradicción entre la versión de Conde Roa, “que dice que en pleno proceso de pago recibió la demanda por impago”, y la de Hacienda. No hizo referencia a la de la fiscalía, que ha pedido su imputación por no declarar 291.000 euros de IVA, ni a la admisión a trámite por el juez. “Hay versiones que solo se pueden aclarar con la única e inapelable de la justicia”, zanjó. En todo caso, recordó que “el rigor que se le exige a un político está muy por encima” del que se demanda al resto de los ciudadanos.

A Feijóo se le notaban ayer pocas ganas de hablar con la prensa. Con un acto previsto para las 13.30, demoró 40 minutos una comparecencia prevista para las 12.00, dedicó otros tantos a explicar los acuerdos del Consello y redujo las preguntas de los periodistas a seis, incluida una sobre el partico Celta-Deportivo. No fue posible lograr mayor concreción sobre qué decisión judicial está esperando el PP para tomar medidas contra Conde Roa ni en qué consistirán estas. Por la tarde, un grupo de periodistas volvió a abordar al presidente para demandarle mayor concreción. Obtuvieron la misma respuesta. “Seremos consecuentes con lo que digan la justicia y los estatutos del PP”, insistió.

El jefe de la Xunta evita hablar de dimisión del imputado

Los estatutos a los que se refiere el presidente de los populares, aprobados en el Congreso de Sevilla, comprometen al partido a abrir expediente informativo a todos aquellos cargos que estén imputados por delitos dolosos, que se convertirá en disciplinario cuando se decrete la apertura de juicio oral. La suspensión de la militancia o de funciones será analizada caso por caso, con lo que ni siquiera la apertura de juicio oral supone necesariamente la expulsión. En todo caso, el expediente no se debe abrir hasta el momento “en que se tenga conocimiento de la existencia de una imputación judicial”.

Mientras “el contribuyente Conde Roa”, como lo denominó dos veces, declaraba ante en el juzgado, Feijóo afirmaba: “El juez decidirá lo que considere oportuno y, en función de lo que diga, actuaremos en consecuencia”. “Vamos a escuchar a un político que es contribuyente con Hacienda, que reconoce que tienen una deuda con Hacienda y que nos dice que cuando estaba en proceso de pago fue denunciado por Hacienda. Vamos a ver si esto es así o si hay otras cuestiones que concretar”, afirmó.

Tampoco contestó a la pregunta de si el alcalde compostelano debe dimitir. “Otros partidos con imputados no se plantean estas cuestiones, incluso los elevan a presidentes del partido, y otros tienen imputados líderes de la oposición durante tiempo, estando imputados”, respondió, sin aclarar más. Y añadió: “No creo que el problema de Conde Roa sea un problema que lo tiene que garantizar la presidencia del partido, como le pasa a otros alcaldes socialistas”. “Lo que es evidente”, continuó, “es que deudas con Hacienda hay muchísimas. Pero el rigor que se le pide a un político está por encima de la que se le tiene que exigir a la mayoría de contribuyentes y ciudadanos”.