Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Turismo augura una Semana Santa con los hoteles a medio gas

El bajón de viajeros españoles dejará la ocupación en un 61%

Un grupo de turistas recorre el centro de Málaga acompañado de su guía.
Un grupo de turistas recorre el centro de Málaga acompañado de su guía.

Esta Semana Santa, en los hoteles de toda Andalucía sobrarán camas. Bastantes camas. El consejero de Turismo en funciones, Luciano Alonso, informó ayer de que su departamento espera que la próxima semana la ocupación hotelera alcance el 53%, con un aumento hacia el final del periodo del 61,4%. Que se cumpla esta cifra, calificada de “moderada” por Alonso, dependerá, entre otros factores, del riesgo de lluvia.

La ocupación turística en Semana Santa depende en gran medida del mercado español, muy castigado por el cuarto año de crisis. Sevilla será la provincia con mayor atracción: actualmente las reservas se encuentran al 64,2% y se espera que en tramo final de la semana se alcance el 72%. En Málaga se espera una ocupación del 63% en el conjunto de la semana y de casi un 70% a partir de Jueves Santo, afirmó Alonso.

La Consejería puso el pasado 27 de marzo una campaña con el lema “Semana Santa en Andalucía ¿Hay una semana más apasionante?” centrada en el mercado nacional, que se ha contraído en el primer trimestre un 4,6% respecto al mismo periodo del año pasado. La campaña consistirá en 250 pases publicitarios en diferentes medios. Alonso, preocupado por que Andalucía “recupere la confianza del turista español”, puso el énfasis en que en la comunidad hay oferta turística “para todos los gustos y bolsillos”.

La Consejería tiene puestas sus esperanzas en los visitantes extranjeros que en lo que han subido un 10,4%. Esos números, que llevan la ocupación global a aumentar un 1,4% hacen confiar al consejero en funciones en que el próximo verano será “positivo” para el destino turístico andaluz.

Alonso lamentó el impacto que los recortes presupuestarios del Gobierno central pueden tener en las políticas de modernización turística. El consejero en funciones detalló que la asignación del llamado Fondo para la Modernización de las Infraestructuras Turísticas (Fomit) pasará de 295 a 198 millones de euros, una rebaja del 56% en las cuentas de 2012. Esta reducción repercutirá en el Plan Qualifica, de modernización de la planta hotelera de la Costa del Sol, el principal destino turístico de la región, según informó el consejero. Del total consignado, 90 millones se dedicarán a organismos autónomos locales y sociedades mercantiles locales y 38 millones a préstamos dirigidos a consorcios o entidades constituidos para desarrollar proyectos en el marco de un plan de reconversión o modernización de destinos maduros.