Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salou multará con 400 euros a quien se bañe con bandera roja

El verano pasado diez personas murieron ahogadas en las playas de la Costa Dorada

El Ayuntamiento de Salou (Tarragonès) multará a quien se bañe con bandera roja en el municipio. Así lo ha anunciado este lunes la concejalía de Playas de Salou, encargada de desplegar este verano una batería de normas para erradicar los comportamientos incívicos en las playas de la población. La normativa viene incluida en un apartado de la Ordenanza de Civismo y convivencia ciudadana. La principal novedad es que las personas que no respeten la prohibición de bañarse que indica la bandera roja serán sancionadas con 400 euros. La falta, además, estará calificada como muy grave.

“La ordenanza quiere prevenir, pretende evitar incidentes y acabar con las negligencias”, asegura Pere Granados, alcalde de Salou. Cuando haya bandera roja también estará prohibido realizar actividades lúdicas en el mar, como alquilar motos de agua o patines. Quien haga caso omiso, en este caso también podrá ser multado con 400 euros.

La concejal de Playas, Julia Gómez, ha anunciado una campaña informativa para dar a conocer las modificaciones de la Ordenanza de civismo a los vecinos y turistas de Salou. El Consistorio hará difusión de las prohibiciones a través de paneles y señales informativas en las playas. Con la iniciativa, el Ayuntamiento no solo pretende acabar con las negligencias, sino también evitar futuras muertes por ahogamiento.

El verano pasado fue funesto en las playas de la Costa Dorada. Entre julio y septiembre, al menos 10 personas perdieron la vida al zambullirse en el agua pese a estar izada la bandera roja o en zonas donde está prohibido nadar: Tres bañistas fallecieron en la costa de El Vendrell, dos en Salou, y uno en Tarragona, Cambrils, Vila-seca, L'Ampolla y l'Hospitalet de l'Infant.

De hecho, tras las desgracias, el 8 de agosto el Ayuntamiento de El Vendrell ya acordó en una reunión de urgencia con la Cruz Roja y la Generalitat, multar con hasta 6.000 euros a los bañistas que ignoren las advertencias de los socorristas o las señales de peligro. Pocos días después se interpuso la primera sanción de 600 euros a un hombre de 80 años. Se estaba bañando en una zona prohibida, insultó a los agentes de policía y se negó a salir del agua. En verano del 2011 el Ayuntamiento de Tarragona también interpuso sanciones de 500 euros a dos bañistas por las mismas negligencias.