_
_
_
_
_

El CGAC exhibe obras de la coleccionista Helga de Alvear

Von Hafe ve posible que el CGAC vuelva a cerrar sus puertas durante semanas

"Untitled" (1976), obra de la artista Cindy Sherman.
"Untitled" (1976), obra de la artista Cindy Sherman.CINDY SHERMAN

Cerca de un centenar de obras de la fundación Helga de Alvear, una de las principales coleccionsitas privadas de España, se exhiben desde ayer en el Centro Galego de Arte Contemporánea (CGAC), que ayer reabrió sus puertas tras tres semanas de cierre para realizar el montaje de la exposición. El público podrá ver hasta mediados de junio obras de influyentes figuras del arte contemporáneo como Gordon Matta-Clark, Robert Motherwell, Gerhard Richter, Sigmar Polke, Helena Almeida, Hamish Fulton o Antoni Tapies, entre otros.

El comisario de la exposición es el propio director del CGAC, Miguel von Hafe, quien explicó que los criterios para seleccionar las piezas (entre las más de 2.500 que integran la colección), fueron la elección de piezas que no hayan sido exhibidas con mucha frecuencia y realizar un recorrido desde los creadores que cultivaron la modernidad clásica pasando por las neovanguardias y por las prácticas contemporáneas que revisitan de forma crítica la modernidad.

Helga de Alvear se mostró muy satisfecha por el interés que ha mostrado el CGAC en acoger una muestra con obras de su colección y explicó que a la hora de adquirir obras de arte se guía únicamente por el “amor” que le inspira cada una de las piezas que compra. La galerista de origen alemán pidió apoyo para los “fantásticos” coleccionistas de arte que existen en Galicia y también animó al luchar desde el mundo de la cultura para “salir del hoyo” que supone la crisis económica que también afecta al mundo del arte.

En tono airado, Von Hafe indicó también que es posible que el CGAC vuelva a cerrar sus puertas durante semanas si el montaje de una exposición lo requiere. Esto ha sucedido con las dos últimas muestras realizadas en el centro, la dedicada a Jeff Wall y la que se abrió ayer. “No podemos hacer milagros”, indicó el director del CGAC. Sin embargo, no es frecuente que los centros de arte públicos cierren sus puertas durante largos períodos. En esta última ocasión la muestra ni siquiera ocupa la totalidad del espacio expositivo del centro, como sí ocurría con la de Jeff Wall.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_