Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La limpieza de un cuadro revela que es una copia de una obra de Ribera

La obra ha sido restaurada para La llum de les Imatges y pertenece al Museo de Bellas Artes

El secretario autonómico Rafael Ripoll, junto al cuadro 'El santo entierro' atribuido al taller de Ribera.
El secretario autonómico Rafael Ripoll, junto al cuadro 'El santo entierro' atribuido al taller de Ribera.

La restauración de un 'Santo Entierro' del Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío de Valencia llevada a cabo en el taller de La Luz de las Imágenes ha dado una sorpresa, ya que la eliminación de los repintes de este lienzo anónimo ha hecho posible descubrir una obra de gran calidad y, además, idéntica a otra pintada por José de Ribera que se encuentra en el museo parisino del Louvre.

El secretario autonómico de Cultura, Rafael Ripoll, ha visitado este jueves el taller junto a la directora del San Pío V, Paz Olmos, para conocer la obra, ha informado la Conselleria de Cultura en un comunicado.

Ripoll ha señalado que gracias a este trabajo de la Fundación la Luz de las Imágenes "un cuadro que se consideraba anónimo se atribuye ahora al taller de Ribera", con lo que, ha dicho, "esto es un gran aportación al patrimonio del museo San Pío V, que ahora podrán contemplar todos los ciudadanos".

"De una mala copia, hemos pasado a una gran pieza de arte", ha indicado, por su parte, José Luis Navarro, jefe de restauración de bienes muebles de La Luz de las Imágenes.

La limpieza del lienzo y la retirada de los repintes y las huellas de las múltiples intervenciones anteriores, que prácticamente ocultaban el original, han permitido al historiador del museo San Pío V, José Gómez Frechina, afirmar que el cuadro está datado en 1620 y que está realizado en el obrador napolitano de Ribera. "Todos los pliegues siguen los de la obra original", que es la se encuentra el museo parisino del Louvre. "La Luz que ilumina el centro de la escena, reproduce la escenografía del cine. Esto lo hace Caravaggio y otros pintores que están en Roma, como Ribera, lo hacen también", ha añadido el especialista.

En este óleo sobre lienzo (136 por 190 cm) del siglo XVII resalta el tenebrismo empleado, tan característico de la época. El foco central de luz se dirige a la figura de Cristo, en primer plano, mientras que el resto de personajes permanecen en la oscuridad, enfatizando esto aún más si cabe el acento patético de la escena.

Este Santo Entierro llegó al Museo de Bellas Artes de Valencia tras la desamortización de Mendizábal, procedente del convento de San Francisco de Valencia. En 1957 sufrió el desbordamiento del río Turia, lo que le provocó la mayor parte de los daños que presentaba cuando llegó al taller de La Luz de las Imágenes, como restos de barro en el tejido y en el bastidor o manchas por efecto de la humedad, unidos a los repintes y a una capa de barniz general que daban una visión del cuadro muy oxidado, amarilleado y oscurecido. La Luz de las Imágenes está ultimando la restauración de esta obra y de otras cinco, también pertenecientes al Museo de Bellas Artes de Valencia.