Concentración en Lavapiés contra las identificaciones policiales

Cinco asociaciones denuncian la pervivencia de las detenciones ilegales a extranjeros

Participantes en el acto organizado en Lavapiés por varias organizaciones.
Participantes en el acto organizado en Lavapiés por varias organizaciones.ULY MARTÍN

Unas 30 personas pertenecientes a asociaciones implicadas en la luchas contra el racismo se han concentrado esta mañana en la plaza de Lavapiés de Madrid para protestar contra las identificaciones policiales a inmigrantes.

Con motivo del Día Mundial contra el Racismo, miembros de las cinco asociaciones (Amnistía Internacional, SOS Racismo, Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos, Pueblos Unidos y Women's Link) se han reunido bajo la lluvia para leer un comunicado de condena a las actuaciones policiales en Madrid y España contra individuos que son detenidos e identificados por criterios estrictamente raciales.

Más información
Riña tumultuaria contra policías en la plaza de Lavapiés
El Gobierno ordena el "cese inmediato" de las redadas a 'sin papeles'
370 'sin papeles' arrestados en cuatro días

Virginia Álvarez, responsable de relaciones institucionales de Amnistía, ha asegurado que las identificaciones racistas "están documentadas desde hace tiempo" y que no solo representan una violación de los derechos individuales, sino que contribuyen a la criminalización pública de los extranjeros. "Al final, si los vecinos ven que los policías paran continuamente a un grupo de ciudadanos, acaba asentándose la impresión de que algo habrán tenido que hacer estos", ha explicado.

Una portavoz de las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos ha opinado que los últimos conflictos vividos en el barrio de Lavapiés entre vecinos y policías se deben a reacciones espontáneas "porque la gente ya está harta de que haya personas que no pueden bajar a tomar algo a la calle con total libertad".

La abogada Glenys de Jesús, de Women's Link, ha recordado el caso de Rosalynd Williams, una ciudadana española de raza negra y origen estadounidense a la que la ONU le dio en 2004 la razón tras denunciar que un policía nacional le había pedido la documentación únicamente por su raza. Según la abogada, este caso es un ejemplo de que las identificaciones racistas se vienen efectuando en España desde hace muchos años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS