Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado el anterior alcalde de Ares, del PP, por manipular el censo electoral

El exregidor cumplirá cinco años de inhabilitación especial

La Justicia ha condenado al exalcalde popular de Ares, Manuel Cendán, a cinco años de inhabilitación especial para cargo público como “autor penalmente responsable” de un delito electoral por haber manipulado el censo de la localidad apenas dos meses antes de las elecciones municipales del 2003 que dieron la victoria al PP por 43 votos.

La jueza de la Sala de lo Penal número dos de Ferrol, María Jesús García, considera probado que entre septiembre del 2002 y marzo del 2003, Cendán autorizó el empadronamiento irregular de 73 personas que no eran vecinos de Ares pero que fueron censados en la casa del alcalde (32), en la de su novia (13), en viviendas en ruinas, inexistentes e incluso en un garaje que era propiedad de un empresario ya fallecido, Antonio Castro, que ocupó el número 10 en la lista del PP en aquellos comicios.

Para ello, el exregidor desplazó al veterano funcionario que se encargaba del censo y encomendó la tarea a su secretaria y pareja, Montserrat Rodríguez Sánchez. Cendán, líder del PP aresano y portavoz municipal, tendrá que pagar una multa de 1.280 euros y la mitad de las costas del juicio. La otra mitad le corresponde a su exnovia, para quien la jueza fija un año de inhabilitación y 688 euros de multa. La sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, señala que las irregularidades “van más allá de una defectuosa gestión” y precisa que “se produjeron empadronamientos muy numerosos y no justificados en inmuebles directamente vinculados a los acusados”.

En marzo del 2003, el BNG aresano descubrió que el censo no cuadraba, lo denunció ante el INE y el juzgado. Por el juicio desfilaron hasta 37 testigos. Algunos declararon que no se conocían entre sí pese a que aparentaban compartir casa y varios nunca supieron que habían estado empadronados en Ares. Al menos uno reconoció que había votado en una localidad que no era la suya “para beneficiar a un amigo del PP”. José Manuel Cendán ya había sido juzgado y absuelto en 2008 por prevaricación tras oficiar una boda sin expediente civil.