La UAB aprueba el plan de reducción de la plantilla académica

El rectorado no descarta despidos, pero evita cifrar su cantidad La Autónoma celebrará elecciones al rectorado el próximo 24 de mayo

Protesta de estudiantes y trabajadores de la universidad ante la sede de Universidades, en la Via Laietana de Barcelona.
Protesta de estudiantes y trabajadores de la universidad ante la sede de Universidades, en la Via Laietana de Barcelona.TONI GARRIGA / EFE

La Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha aprobado este miércoles su plan de ajuste de personal, con el que espera ahorrar cuatro millones de euros este año. Entre otras medidas, se contemplan medidas como amortizar 70 plazas de jubilaciones previstas, no cubrir bajas de profesores, reducir a la mitad el complemento que cobran los directivos de la universidad o la congelación de las concesiones de años sabáticos. El centro no descarta despidos, pero se niega a cuantificarlos hasta mayo. Los sindicatos, en cambio, se aventuran a cifrar el recorte en cerca de 300 profesores.

La UAB ha tenido que emplearse a fondo para hacer frente a los recortes presupuestarios. Para este año el campus de Bellaterra cuenta con 298 millones a su disposición, 24 millones menos que en el año anterior. Pero respecto a hace dos años, la disminución ha sido de 43 millones. En este marco de tijeretazos no se ha librado la partida dedicada a Personal Docente Investigador (PDI), que supone un peso de 117 millones de euros.

El Plan de Ajuste del Personal Docente e Investigador (PDI) para el 2012 prevé diferentes medidas que entrarán en vigor de forma inmediata, como la amortización de 70 plazas de jubilaciones de profesorado previstas para este año, la reducción de horas del profesorado asociado, el recorte del 50% del complemento salarial que cobran los miembros de la dirección de la UAB, así como la suspensión de concesiones de nuevos años sabáticos.

Pero la medida que más preocupa a la plantilla es precisamente la que la UAB no especifica, que son los despidos y traspasa la responsabilidad a los departamentos. De momento, el rectorado ya ha comunicado a cada uno de ellos el porcentaje de presupuesto que deben recortar, pero “cada departamento decidirá como aplicar ese ahorro”, aseguran fuentes del centro. Las facultades deberán tener listo su plan de ajuste particular en mayo, pero la UAB reconoce que se podrían producir despidos, que se harían efectivos de cara al próximo curso.

Los sindicatos temen por el futuro de unas 300 plazas de profesores

Quien no duda de inminentes recortes de personal son los sindicatos, que prevén unos 300 despidos. La cifra saldría de dividir los cuatro millones de ajuste por los 15.000 euros de media que cobra por curso un profesor asociado, que sería el colectivo de docentes sobre el que recaerían principalmente los posibles despidos. A estos habría que añadir las decenas de plazas estructurales que la universidad amortizará con las jubilaciones y con el despido de profesores lectores, según los sindicatos.

Por otra parte, el consejo de gobierno ha aprobado el calendario electoral para la elección de rector o rectora de la UAB, después que la actual dirigente del campus, Ana Ripoll, convocara elecciones anticipadas. La presentación de candidaturas se podrá hacer entre el 12 y el 23 de abril, mientras que la campaña electoral arrancará el 30 de abril. El 24 de mayo se celebrarán las elecciones y si se diera el caso de que hubieran varios candidatos y ninguno consiguiera mayoría absoluta, entonces sería necesaria una segunda vuelta, que tendría lugar el 31 de mayo.

La Autónoma traslada a los departamentos la responsabilidad
de materializar los recortes

El consejo de gobierno de la UAB se ha celebrado, de forma extraordinaria, en la sede de la Secretaría de Universidades, en Barcelona. El rectorado decidió trasladar la celebración de la reunión fuera del campus para evitar incidentes, como los sucedidos el pasado 15 de febrero, en que decenas de personas irrumpieron en el consejo de gobierno, evitando así la aprobación de este plan de ajuste. El centro ha lamentado en un comunicado la "falta de condiciones necesarias” para celebrar el consejo de gobierno.

Pero la universidad no ha podido escapar de las protestas de los sindicatos. Medio centenar de trabajadores del centro educativo se han concentrado a primera hora de la mañana ante la sede de Universidades, que se encontraba acordonada por los Mossos d’Esquadra. En un momento de la protesta se ha producido un forcejeo entre manifestantes y policía, cuando varios estudiantes, miembros del consejo de gobierno, han intentado acceder al edificio, pero los agentes lo impedían. Finalmente, los alumnos han conseguido entrar a la reunión.

Las protestas continuaran durante este jueves, ya que profesores y estudiantes han convocado varias movilizaciones al mediodía en el campus.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50