Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un pedido de 22 tranvías para Nottingham da aire a la fábrica Alstom

El encargo garantiza la viabilidad de la planta de Santa Perpètua hasta 2013

La plantilla del gigante francés en Cataluña se ha reducido a la mitad en tres años

Soldadura de la caja de aluminio en la factoría Alstom de Santa Perpètua.
Soldadura de la caja de aluminio en la factoría Alstom de Santa Perpètua.

Buenas noticias para la planta de Alstom de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental, Barcelona). La fábrica producirá 22 tranvías para la ciudad británica de Nottingham, un pedido cifrado entre 50 y 60 millones de euros que viene como agua de mayo para unas naves que no reciben ningún encargo nacional desde 2009 y que se ha visto abocada a la exportación. La planta barcelonesa, además, ha encadenado dos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE), en 2010 y 2011, que cuando terminen el año que viene habrán dejado la plantilla a la mitad: de 1.200 trabajadores a apenas 600.

El encargo de Nottingham, sin embargo, no garantiza el futuro de la planta de Alstom a largo plazo. De acuerdo con el plan de viabilidad en el que se enmarcan los ERE, la división española ha pasado de facturar 450 millones de euros anuales a 250, y ésta cifra solo está garantizada hasta 2013. Por ahora no hay carga de trabajo en vistas a 2014. La falta de pedidos ha llevado a Alstom a potenciar su área de investigación y desarrollo y centrar parte de sus esfuerzos, por ejemplo, en los sistemas de seguridad como el ERTMS de las líneas de trenes de cercanías.

El director de la fábrica catalana, Joan Forcada, apostó ayer porque la planta “alcance la máxima flexibilidad para poder aprovechar todas las oportunidades que prevea el mercado” y explicó durante una visita a la planta que crearán una escuela de formación interna. El consejero delegado de Alstom España, Antonio Moreno, se refirió a la “dramática caída de pedidos nacionales” y recordó que Renfe no licita trenes desde 2008. Pese a la apuesta, actual y futura por la exportación, Moreno, subrayó la “necesidad del mercado nacional para que España continúe siendo un referente en la industria ferroviaria internacional”.

La planta de Santa Perpètua trabaja actualmente en convoyes para el metro de Santo Domingo, Lima y Panamá y el tranvía de la ciudad de Constantine (Argelia). Los 22 tranvías de Nottingham (de 32 metros de largo cada uno) comenzarán a fabricarse a finales de este año, explicó el director de la fábrica. Serán del modelo Citadis, el mismo que circula por Barcelona (la primera ciudad para la que se fabricó), Madrid, Tenerife, Murcia o Jaén. Alstom ha vendido 1.544 unidades de este modelo, que se ha convertido en un referente, según la empresa, que recuerda que el 60% de los tranvías que circulan por España han salido de las naves de Santa Perpètua

El presidente del comité de Empresa de la planta de Santa Perpètua, Luis Álvarez (CC OO), celebró el pedido de la ciudad inglesa pero recordó que la matriz francesa se comprometió “a trasladar a la catalana el exceso de carga de otras plantas europeas que están recurriendo a subcontratas para poder entregar los pedidos a tiempo”. De no ser así, cuestionó la viabilidad de la fábrica a largo plazo. Nottingham es una buena noticia, pero hacen falta algunas más, vino a decir.

A falta de pedidos nacionales, actualmente el 90% de la producción de la planta vallesana se destina a la exportación. En conjunto, desde la inauguración de esta fábrica en 1994, el porcentaje de exportación sobre el total de la producción es del 38%. El presidente del comité de empresa recuerda que proyectos de aquí que podrían dar negocio, como la ampliación de la Línea 9 del metro o la unión del Tranvía por la Diagonal de Barcelona están ahora mismo congelados debido a la crisis.

Álvarez también explica que los dos expedientes consecutivos “han tocado mucho” a la plantilla. “Se ha ido la gente más mayor y con más antigüedad y la producción se resiente”, asegura. El ERE de 2010, que finaliza en septiembre de este año supone la salida de 170 empleados, entre bajas y jubilaciones anticipadas y traslados de trabajadores a otras plantas. Es el caso de ingenieros o técnicos que se han ido a Francia o Rusia; o el de electricistas o soldadores que están trabajando en Marruecos o Argelia. El segundo ERE, el del pasado verano, supone la prejubilación 128 personas y 72 bajas voluntarias de jóvenes que recibieron indemnizaciones de hasta 140.000 euros.

Alstom, de capital francés, es un enorme conglomerado que emplea a 92.000 personas y tiene cuatro patas de negocio: la de transporte ferroviario (fabrica toda la gama de cajas, desde trenes de gran velocidad hasta tranvías), la de equipos de generación de energía, la de distribución de la energía y la de distribución. Con una facturación en 2010 de 20.900 millones de euros, produce uno de cada cuatro metros, tranvías y bombillas que hay en el mundo. En España, donde tiene seis fábricas y cinco centros de I+D, emplea a 4.000 personas y en 2010 logró ventas por 906 millones de euros. De los centros de investigación, dos están en Barcelona: en el 22@ se dedican a la señalización y mantenimiento y en las oficinas de Santa Perpètua, al material rodante.