Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide la salida de 6.000 empleados de la agencia de Medio Ambiente

El ministerio público ha solicitado al juez que de a la Junta un plazo de varios meses para decretar la nulidad de integración

La Fiscalía de Sevilla ha pedido al juez que decrete la nulidad de la integración de 6.000 trabajadores de la antigua empresa pública Egmasa en la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta, dado que no son funcionarios.

Según fuentes del caso, en la vista que celebró el martes el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 10 de Sevilla, la fiscalía ha propuesto al juez que dé a la Junta un plazo de varios meses para decretar la nulidad de dicha integración. El fiscal ha pedido que, en caso contrario, se aperciba al subdirector de Recursos Humanos de la Consejería de Medio Ambiente de que podría incurrir en un delito de desobediencia a la autoridad judicial.

La asociación de funcionarios Al Ándalus planteó el tema en los tribunales y pidió la nulidad del protocolo de integración de los 6.000 trabajadores de la antigua Egmasa en la Agencia de Medio Ambiente y Agua. Al Ándalus pidió que se suspendan los contratos de estas personas, pero la fiscalía ha alegado que tienen un contrato laboral legal y por ello ha propuesto que se dé un plazo a la Administración para retrotraer su integración.

En su defensa, el letrado de la Junta ha alegado que los interesados no hacen trabajos de funcionario sino funciones auxiliares, han añadido las fuentes.