Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJA insta a la Junta a proteger al máximo el Algarrobico

El tribunal dicta que otorgue al paraje la calificación de suelo protegido no urbanizable

Una vista del paraje del Algarrobico.
Una vista del paraje del Algarrobico.

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha dado un segundo ‘toque’ de atención a la Consejería de Medio Ambiente para que modifique su normativa y conceda el máximo nivel de protección al paraje del Algarrobico, situado en el Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar (Almería). En una reciente providencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, el magistrado dice claramente a la Administración autonómica que “proceda a otorgar” a la zona (incluida en el Sector ST-1), la protección ambiental “adoptada en el PORN de 1994, esto es, como espacio protegido no urbanizable”.

Es la segunda vez en menos de dos meses que el TSJA se expresa en estos términos por los que exige a la Junta que modifique la calificación actual del suelo para impedir que, en ningún caso, se permita edificar en el paraje. Así, se evitarían construcciones como la del hotel del Algarrobico cuyo derribo está pendiente de resolución judicial.

La primera vez en la que el TSJA se dirigió a la Junta para pedir lo mismo fue a finales de enero. Lo hizo para dar cumplimiento a una sentencia dictada por el mismo Tribunal el pasado año y que dejaba en suspensión provisional el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de 2008 quedando en vigor el anterior, de 1994, en el que sí aparece el paraje como “espacio protegido no urbanizable”. El cambio de uso de suelo es motivo de otro contencioso sobre el que tiene que pronunciarse aún el Tribunal Supremo.

En la primera providencia, de enero, el TSJA dio a Medio Ambiente un plazo de diez días para que “acreditara” las medidas adoptadas para restablecer el grado de protección en el paraje ST-1. Sin embargo, no ha sido así. El TSJA no ha encontrado respuesta a su reiterada demanda una vez analizado el Informe de la Dirección General de Espacios Naturales y Participación Ciudadana emitido el 9 de febrero.

En el documento –de tres folios- Medio Ambiente explica –en folio y medio- parte del entramado judicial en torno al Algarrobico lo que ya es conocido del TSJA. El principal argumento de la Junta y con el que pretendía dar respuesta al requerimiento del Alto Tribunal es la existencia de un protocolo de actuación suscrito en noviembre de 2011 con el Ministerio para la demolición y recuperación del Algarrobico, si ésta llegara a producirse por orden judicial. Lo que, en definitiva, solicita el TSJA es un nuevo planeamiento en el sector, una labor que aún no ha llevado a cabo Medio Ambiente y que, en ningún momento, justifica.