Alicante reactiva la urbanización de la entrada del AVE con 1.500 casas

El Consistorio pacta con los vecinos el soterramiento de todas las vías del tren El proyecto está paralizado desde hace año y medio

El Ayuntamiento de Alicante, gobernado por el PP, ha reactivado el proyecto para la reordenación urbanística del terreno liberado tras el soterramiento del trazado de la vía férrea derivado de la llegada del AVE a la ciudad tras un año y medio de retraso. El compromiso adquirido por el Consistorio con los vecinos afectados (los barrios del suroeste del casco urbano) incluye que en el suelo ganado albergará una edificabilidad máxima de 220.000 metros cuadrados, con 1.500 casas. Las nuevas viviendas se distribuirán en torres de siete alturas en la zona más próxima a las actuales edificaciones y de hasta 14 en los límites con la huerta.

La propuesta la planteó ayer la concejal de Urbanismo, Marta García Romeu, en un encuentro con la Plataforma Renfe. Este ente vecinal se constituyó a mediados de los noventa con el propósito de agilizar la histórica demanda de la ciudad de Alicante: el enterramiento de las vías del tren en su tramo urbano. Más adelante, se creó la sociedad Avant, órgano integrado por el Ayuntamiento, el Gobierno a través de Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) y la Generalitat con el fin de gestionar el proyecto.

El proyecto también incluye el desmantelamiento del puente rojo de la Gran Vía

El acuerdo entre los vecinos y el Ayuntamiento también recoge que, tras la llegada del AVE, todo el entramado férreo de la zona (incluido el de los trenes de cercanías) discurrirá soterrado. Esta posibilidad será una realidad en el primer trimestre de 2013, según el compromiso del Consistorio. La llegada del AVE a Alicante, si se cumple el calendario anunciado en repetidas ocasiones por el Gobierno, está prevista para finales de este año.

El tercer punto destacado es el anuncio del Gobierno local de desmantelar el conocido como puente rojo de la Gran Vía. Esta edificación es, en la actualidad, un muro entre esos barrios y el centro de la capital.

La concejal de Urbanismo anunció a los vecinos que probablemente el Consistorio tendrá ultimado el proyecto de reordenación de la zona en las próximas semanas con el objetivo de someterlo a la consideración del pleno de la Corporación el próximo mes de junio.

El número de viviendas que finalmente albergaría el suelo liberado para financiar con sus plusvalías el soterramiento de las vías ha sido el principal escollo que ha tenido que salvar la sociedad Avant, debido a las discrepancias entre las Administraciones representadas. Los vecinos se han manifestado siempre a favor de una edificabilidad de bajo perfil y, además, a que otra parte del suelo se destine a zonas verdes.

Joaquín López, portavoz de la plataforma Renfe, expresó su satisfacción con la propuesta municipal. “El proyecto estaba estancado desde hace un año y medio y, ahora, parece que toma un impulso definitivo”, dijo.

La Gerencia de Urbanismo, mientras, aseguró ayer que la reordenación de la zona no sufre modificaciones sobre lo pactado y explicado en su momento. Fuentes del departamento que dirige Marta García-Romeu aseguraron también que los plazos previstos para aprobar la reordenación no están cerrados, aunque admitieron que en la agenda está que el documento pase por pleno en próximo mes de junio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS