Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere a los 97 años el dibujante y caricaturista Joaquim Muntañola

Colaboró con innumerables publicaciones infantiles, diarios y revistas a lo largo de su carrera

Publicó sus primeros dibujos en la década de 1930 en la revista satírica catalana 'El Be Negre'

El dibujante y humorista Joaquim Muntañola fotografiado en su casa de Barcelona en 2008.
El dibujante y humorista Joaquim Muntañola fotografiado en su casa de Barcelona en 2008.

El dibujante de historietas, caricaturista y escritor Joaquim Muntañola, que colaboró en innumerables publicaciones infantiles, diarios y revistas a lo largo de su carrera, ha fallecido este lunes en la capital catalana a los 97 años, han informado fuentes editoriales.

Nacido en Barcelona en 1914, Mutañola empezó su prolífica carrera profesional en 1930, cuando tenía 15 años, publicando sus primeros dibujos en publicaciones catalanas como la revista satírica El Be Negre, L'Esquitx, Xut! y En Patufet. En la década de 1940 trabajó para el TBO y creó personajes como Josechu el vasco, Angelina y Cristobalito y Doña Exagerancia.

Entre otros medios en los que publicó sus tiras cómicas y caricaturas se encuentran La Vanguardia, El Mundo Deportivo, El Correo Catalán, Dicen, Barcelona Deportiva, Don Balón, RB, Fotogramas, Lecturas, Don Balón e Interviú.

Ilustración de Joaquim Muntañola dedicado a los lectores de EL PAÍS.
Ilustración de Joaquim Muntañola dedicado a los lectores de EL PAÍS.

También fue autor de novelas humorísticas y de comedias teatrales de notable éxito en el Paralelo barcelonés, cartelista, crítico cinematográfico, productor de dibujos animados y guionista radiofónico de la genial actriz Mary Santpere, y siguió dibujando hasta hace apenas dos años, han recordado hoy las fuentes consultadas.

El suyo era un humor blanco, "sobre el ama de casa que cuida de su familia, la vida cotidiana... Había ironías, pero pasaban la censura, quizá porque no las entendían. Nunca me interesó hablar de política, porque no he entendido nunca", recordaba en una entrevista con este diario.

En 2008 se publicó su libro La memòria fa pessigolles (La memoria hace cosquillas), una antología de recuerdos, vivencias y anécdotas quee marcaron su vida -"larga, pero no pesada", aseguraba-, en la que testimonió la evolución de la sociedad a lo largo de tres cuartos de siglo.