Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Terra Mítica audita el parque para fijar su precio final

Ocio y Parques Temáticos ha pedido una 'due dilligence'

El proceso servirá para comprobar que el precio de compra responde a la deuda real

Una de las atracciones de Terra Mítica, el parque temático de Benidorm.
Una de las atracciones de Terra Mítica, el parque temático de Benidorm.

La venta definitiva de Terra Mítica depende de una due dilligence (una evaluación de los activos de una empresa antes de su adquisición) que en estos momentos se lleva a cabo en el parque temático de Benidorm para descifrar la deuda real que tendrá que asumir el comprador, la mercantil Ocio y Parques Temáticos, del grupo de empresas de Aqualandia, SA, que en julio de 2010 asumió el arrendamiento industrial del parque temático con una opción de venta por parte de la Generalitat por un importe de 65 millones de euros durante los tres primeros ejercicios.

La exportavoz del Consell Lola Johnson aseguró el pasado 9 de diciembre que el Gobierno valenciano, propietario del 22,31% del parque, había decidido ejecutar la cláusula para venderlo por los 65 millones pactados, una cantidad que correspondería a la deuda histórica de la empresa de ocio gestionada por la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV), a pesar de que la mayoría del capital social está en manos de la CAM, Bancaja y otros empresarios y su consejo de administración estaba presidido por David Lladró.

El anuncio de Johnson chocó con la realidad. Ocio y Parques Temáticos comprará el 100% del capital, por lo que tendrá que asumir los activos, pero también todo el pasivo del parque, que no estaba cifrado con exactitud. Por eso, semanas después del pronunciamiento de la exportavoz comenzó una negociación entre SPTCV y la mercantil compradora, que incluye la auditoría final que definirá la deuda acumulada de Terra Mítica.

La reapertura del parque depende del resultado de esta evaluación

Y no es una cuestión menor, porque incluso su reapertura depende del resultado de esta due dilligence. Según fuentes de la negociación, si todo transcurre con normalidad el parque abriría sus puertas en Semana Santa, pero podría retrasarse hasta que quede fijado el precio final si la deuda supera los 65 millones, una cantidad de la que el arrendatario ya adelantó 15 millones cuando se firmó el contrato de arrendamiento. Con ese dinero, la que SPTCV hizo frente a vencimientos inmediatos.

El futuro de Terra Mítica también depende de la reunión que hoy mantendrá el comité de empresa de Terra Mítica con representantes de la mercantil que lo gestiona para intentar llegar a un acuerdo respecto al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para 215 trabajadores (más de la mitad de la plantilla) que Ocio y Parques Temáticos pretende despedir tras haber acumulado 3,34 millones de pérdidas en 2010 y 4,68 el año pasado.

La Dirección General de Trabajo impidió a principio de este año un ERE para 142 empleados porque el grupo del que forma parte la empresa arrendataria, Aqualandia, SA, no acreditó pérdidas, aunque lo hiciera la sociedad gestora, que justifica los despidos en la necesidad de garantizar la “viabilidad de la empresa”, mientras que su comité considera el despido del 55% de la plantilla que es desproporcionada.