Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

iPad en vez de chistera

El futuro del ilusionismo pasa por las nuevas tecnologías y curiosas revisiones de los clásicos

Los prestidigitadores reconquistan el Circo Price en el II Festival Internacional de Magia

Los magos de la Gala Internacional del II Festival de Magia. Ampliar foto
Los magos de la Gala Internacional del II Festival de Magia.

Esta vez sí, esta lo pillo. Gaetan Bloom, un referente internacional de la magia de origen francés —“nadie es perfecto”, se disculpa tras confesar su nacionalidad en el escenario madrileño—, pide al público que no mire a las flores. No es posible, obviamente, mirar ya a otro sitio. Por ahí debe andar el truco, hay que fijarse bien para, esta vez sí, descubrirlo. Y… Vaya, otra que se escapa. “La magia llega por donde no se espera”, justifica Bloom. Es uno de los participantes en el II Festival Internacional de Magia, que se celebra en Madrid hasta el 4 de marzo y que muestra las tendencias más innovadoras de la magia que viene.

Jorge: "Lo peor es ser previsible y, ahora más que nunca, perseguimos la sorpresa continua”

“Buscamos el cotizado más difícil todavía. Lo peor es ser previsible y, ahora más que nunca, perseguimos la sorpresa continua”, enuncia Jorge Blass, director del certamen y uno de los ilusionistas más conocidos de España. Él mismo, según explica, viaja “por todo el mundo” viendo espectáculos y selecciona para el festival madrileño “una representación de lo mejor que hay ahora mismo en magia”. El resultado puede verse esta semana y la próxima, de miércoles a domingo, en el Teatro Circo Price.

Aparte del espectáculo, sus protagonistas representan varias corrientes por las que puede discurrir la magia del futuro. Bloom, por ejemplo, habla de “la vuelta al producto original”. “En el mundo de la magia, pasa algo parecido a lo que ocurre con la cocina: se vuelve cada vez más a la idea del producto original, aunque aprovechando la tecnología”. Su número, precisamente, puede definirse como “un clásico que sigue innovando”, en palabras de Jorge Blass. “Lleva trabajando, o mejor luchando contra objetos que se rebelan desde hace 30 años, pero lo ves ahora y sigue siendo novedoso”.

Jorge Blass sujeta el iPad que utiliza en uno de sus números. ampliar foto
Jorge Blass sujeta el iPad que utiliza en uno de sus números.

Otra vía para la renovación consiste en actualizar los clásicos. Es por la que opta otro francés, Arno, que lejos de limitarse a sacar palomas de chisteras, recurre a especies bastante más exóticas. Jorge Blass da una vuelta de tuerca más e incorpora las nuevas tecnologías no solo como parte de la logística invisible del número, sino como su principal argumento. Es lo que ocurre en su espectáculo Facebook Ilusión, en el que utiliza un iPad como una de sus herramientas principales.

No solo de tecnología se nutren los mágicos efectos especiales. El estadounidense Charlie Frye, que actúa con su esposa, sorprende por la magistral fusión de la magia cómica y las acrobacias cuyo principal activo es su propio talento. El surcoreano An Ha Lim también lleva al extremo la ilusión de que cientos de cartas broten de sus manos. Y Raymond Crowe, de Australia, se autodefine como “inusualista” por lo insólito de su repertorio. Puede echar a volar una chaqueta o crear increíbles sombras chinescas con sus manos, pasando por “hablar como un bebé”, advierte en tono híper agudo. Su truco para innovar está claro: la riqueza está en la fusión.

Charlie Frye: "El mago siempre debe ir un paso por delante de lo que piensa el público"

“Siempre se puede utilizar lo que el público piensa que sabe para sorprenderlos”, apunta Charlie Frye. ¿Su receta? “El mago siempre debe ir un paso por delante de lo que piensa el público y hay algunos, como Juan Tamariz, que logran ir diez”.

El maestro de maestros, por cierto, es otro de los atractivos del festival, ya que protagoniza una de las dos galas especiales, la del próximo lunes. El día siguiente es el turno de René Lavand, el mítico argentino que, con 52 naipes y su frenético manejo de los mismos con su única mano, es una “leyenda viva de la magia”.

Los fines de semana están aderezados con la “magia de cerca”, en la que, según Blass, “España es pionera”. En este apartado las estrellas son el conocido monologuista y mago Luis Piedrahita —padre de “la magia de las cosas pequeñas”— y Dani Daortiz, un malagueño considerado de los mejores cartomagos —especialistas en magia con cartas— del mundo.

Muchas son las opciones para dejarse embriagar con un poco de magia. Algo que en tiempos de crisis, lejos de recortarse, se acentúa. “La gente necesita evadirse, ilusionarse”, comenta Blass. Y, si no, por lo menos retarse a pillar, esta vez sí, el truco.

 

II Festival Internacional de Magia. Teatro Circo Price. Del 22 de febrero al 4 de marzo. De 20 a 28 euros.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram