Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP valenciano admite ahora que "es posible" que hubiera excesos

El secretario general Antonio Clemente lamenta la violencia

El Síndic de Greuges anuncia una investigación por la vulneración del derecho de los menores

El secretario general del PPCV, Antonio Clemente, ha reconocido este martes que "es posible" que la Policía cometiera excesos en su actuación en las protestas estudiantiles de este lunes y ha destacado que, a su juicio, "la violencia no es algo que pueda solucionar las cosas", aunque supone que los agentes "también sufrirían algún tipo de agresiones" y que hay "bastantes" que resultaron heridos, como sucedió entre los manifestantes. Estas afirmaciones contradicen lo dicho por el jefe superior de policía, Antonio Moreno, quien ayer señaló que la actuación había sido "proporcional". 

Tras reunirse con la delegada del Gobierno en la Comunitat, Paula Sánchez de León, ha admitido que las imágenes publicadas sobre las protestas "no son las imágenes que le gusta ver a nadie" y que, por ese motivo, le gustaría que esta situación "acabara cuanto antes y si puede ser, que acabara ya".

En este sentido, ha apelado al "diálogo" y a la "responsabilidad" de todos, especialmente de los partidos políticos dado que "sospecha" que se ha producido algún intento de utilizar estas manifestaciones "en beneficio propio". "No podemos entrar todos en una espiral de violencia que no conduciría a ningún sitio", ha subrayado Clemente, que considera que la alusión al término de "enemigo" utilizado por el jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana, Antonio Moreno, para referirse a los manifestantes "no es la más afortunada", pero sostiene que ha sido "sacada de contexto" y se ha referido, en este sentido, a las manifestaciones estudiantiles acerca de "quemar las calles".

No obstante, el Síndic de Greuges ha ordenado esta mañana la apertura de una investigación para analizar la “posible vulneración de los derechos de los menores” en referencia a los incidentes entre estudiantes y la policía. La decisión se toma días después de que miles de firmas suscribieran una petición lanzada a través de las redes sociales en la que exigían al Síndic su intervención. “El defensor del pueblo de la Comunidad Valenciana, en el ejercicio de su función de la defensa de los derechos y libertades de las personas y concretamente de los colectivos de especial protección, como son los menores, va a tramitar las quejas presentadas e investigar los hechos ocurridos”, ha esgrimido el Síndic, José Cholbi, en una nota.