Los socialistas creen que el Consell va “a la deriva” con tanto cambio

Rafael Rubio, criticó ayer “los cambios continuos en el Consell para ajustar cuentas por la situación interna del PP”

El Consell va “a la deriva”, en opinión de los socialistas. El portavoz de Función Pública del Grupo Socialista en las Cortes Valencianas, Rafael Rubio, criticó ayer “los cambios continuos en el Consell para ajustar cuentas por la situación interna del PP”. Rubio recordó que en siete meses “han cambiado al presidente de la Generalitat, al vicepresidente, al portavoz, a dos consejeros y a más de 30 cargos del segundo escalón del Consell”.

Los cambios, en opinión del parlamentario socialista, demuestran “la inestabilidad y la improvisación con la que está gobernando el Partido Popular”. “En estos meses han dado la vuelta a un tercio de los responsables”, explicó Rafael Rubio, que considera que tanto cambio en los altos cargos de la Generalitat está provocado por dos razones.

Según Rubio, “por un lado están aquellos que han llegado al Consell y, ante la difícil situación económica, han preferido marcharse a la primera oportunidad, como el exconsejero de Economía Enrique Verdeguer, y, por otro, los ajustes internos que se están realizando en el seno del PP, en el que conviven dos sensibilidades, los que son pro Fabra y los que son pro Camps y se ha iniciado una purga y una guerra interna por el poder”.

“Parches”

“Los ciudadanos no se pueden fiar de un Consell que no actúa ante la crisis económica y que no toma decisiones sensatas, sino que recorta cada día los derechos de los valencianos y se dedica a realizar parches y a cambiar la estructura del Gobierno por sus ajustes internos en el partido”, argumentó Rubio.

El portavoz socialista lamentó que los altos cargos del Consell “ahora están más pendientes de su situación personal y laboral porque la improvisación está marcando los continuos cambios” del Ejecutivo que preside Alberto Fabra.

El Gobierno valenciano aprobó el pasado viernes una amplia remodelación del segundo escalón. Los cambios suponen, en la práctica, una purga de cargos campistas en el segundo escalón de la Generalitat. El Consell aprobó un total de 15 cambios de altos cargos, ocho de los cuales fueron reubicados. Otros siete fueron destituidos para dar entrada a nuevos fichajes o promocionar a cargos con un mayor perfil de gestores.

Entre los destituidos, a los que el vicepresidente José Ciscar agradeció sus servicios, figuran fichajes estrella de Camps como Gotzone Mora.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción