Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airbus pide pista en Getafe

El desbloqueo del desarrollo del polígono de La Carpetania permitirá la expansión de la factoría madrileña del consorcio aeronáutico europeo EADS, que prevé crear 200 empleos

Instalaciones de CASA en Getafe. Ampliar foto
Instalaciones de CASA en Getafe.

A unos cientos de metros de un Airbus 330 transformado aquí en tanquero para el Ejército del Aire australiano, un tractor solitario surca el secarral de Getafe. Por poco tiempo. Esos campos, con vistas privilegiadas a la pista de la base aérea que comparten los militares con el consorcio europeo EADS pasarán a formar parte dentro de un año del complejo del fabricante de los aviones Airbus.

Eso, si se cumplen las previsiones del Ayuntamiento de Getafe, tras el desbloqueo del desarrollo de la segunda fase del polígono de La Carpetania, hace 10 días. Las peleas entre el consistorio y el Gobierno regional tuvieron durante más de tres años paralizada la expansión de la planta, hasta el punto de que EADS llegó a amenazar con irse de Getafe. Un lujo que ni el municipio (que puede presumir de ser la cuna de la industria aeronáutica española con CASA, ahora integrada en el gigante europeo), ni la Comunidad de Madrid se puede permitir.

En las diversas naves (rebautizadas con sorna como el tanatorio, la esquina del Bernabéu o la jungla de cristal) trabajan casi 6.000 empleados del consorcio más otras 2.000 personas en diversas labores de soporte. “Aquí se sirven más de 5.000 comidas al día”, comenta Mario López, encargado de Asuntos Políticos de EADS.

Casi la mitad de los trabajadores son ingenieros y titulados superiores. Como en el resto del sector aeronáutico español, uno de los más resistentes a la crisis, con un crecimiento de la facturación agregada (sin eliminar las ventas entre empresas) de algo más del 9% y de casi un 5% en empleo en 2010 respecto al año anterior, según los últimos datos (aún no publicados) de la Asociación Española de Tecnologías de Defensa, Aeronáutica y Espacio (Tedae).

El sector en cifras

La Comunidad de Madrid concentra más de la mitad de la facturación y el empleo del sector aeronáutico español, seguida de Andalucía (el 28%) y País Vasco (10%). El 52% de la facturación corresponde a clientes militares.

La industria aeronáutica madrileña facturó 3.780 millones de euros en 2010 (equivalente al 2% del producto interior bruto regional), con un crecimiento frente al año anterior del 2,5%, frente al 9% de incremento a nivel nacional.

También crece el empleo, mínimamente, en la industria aeronáutica madrileña: 19.283 trabajadores en 2010, 160 más que el año anterior, menos de un 1%. En el conjunto del sector el aumento de empleados rozó el 5%.

Más del 40% de los trabajadores del sector son ingenieros o licenciados. El gasto del sector en Investigación y Desarrollo equivale al 14,5% de la facturación total.

El 2% del PIB

En la Comunidad de Madrid 3.780 millones de euros en 2010 (equivalente al 2% del producto interior bruto regional) que representa el 54% de la facturación total (pese a que pierde más de tres puntos de cuota en favor de Andalucía) y algo más de la mitad del empleo del sector. Y este año, según avanzó hace un mes el presidente de Airbus Military, Domingo Ureña, se contratará a unas 400 personas más en España, la mitad de Getafe.

“No es oro todo lo que reluce”, sentencia Antonio Martín Jurado, secretario de la sección sindical de CC OO en EADS. “La situación es bastante positiva en el sector civil pero para los programas militares hay muchos nubarrones. Hay problemas de pago en el programa Eurofighter y en el A-400M, el programa estrella de Airbus Military, que se ha tenido que renegociar con los países participantes. Los presupuestos de Defensa de los países europeos están sombríos”.

EADS preveía en 2008 una inversión de 42 millones de euros para ampliar sus instalaciones, donde se fabrican todos los estabilizadores horizontales de los aviones Airbus (esa especie de ala doble en la cola del aparato), el ala derecha de los aviones de combate Eurofighter (también se montan todos los destinados al Ejército español) y se militarizan aviones civiles para convertirlos en tanqueros de reabastecimiento en vuelo.

Para esa expansión necesita añadir 400.000 metros cuadrados a los 840.000 que ocupa actualmente. Pero en 2009 la Comunidad decidió devolver al Ayuntamiento la competencia de expropiar los suelos (3,7 millones de metros cuadrados en total) porque no tenía dinero. Tampoco el municipio. “Se empezaron a fijar justiprecios de 140 euros el metro cuadrado en vez de los 63 euros iniciales. Eran 337 millones solo en expropiaciones. Y más de 100 millones en la urbanización. El Ayuntamiento estaba condenado a la quiebra”, explica Rudy Lamas, consejero adjunto de Urbanismo del Ayuntamiento de Getafe.

El exalcalde socialista Pedro Castro asegura que intentó solventar la falta de liquidez del Gobierno regional y mantener el diseño original de la operación. “Me dijeron que faltaban 200 millones y yo negocié a través del ICO, para lograr un crédito de cinco entidades. Le transmití a la presidenta [Esperanza Aguirre] que ya tenía el dinero. En dos reuniones del consorcio, que entonces ya presidía [Antonio] Beteta, ya se había hablado de seguir adelante, y se llegó a un acuerdo con la mayoría de propietarios para que no haya reclamaciones tras las expropiaciones. Pero Aguirre nunca estuvo de acuerdo con expropiar”.

Acabaron en los tribunales. Una sentencia de diciembre pasado devolvió la pelota al tejado de la Comunidad, que finalmente ha pactado una solución de compromiso con el Ayuntamiento: el cambio del sistema de expropiación por el de cooperación, de modo que son los dueños de los terrenos los que venden a los interesados directamente. En principio, según Lamas, ninguna de las dos administraciones tendrá que aportar más dinero al consorcio de La Carpetania.

“Ya tenemos comprado el 78% del suelo”, asegura Lamas. Según la previsión del consistorio, en un mes se aprobará el cambio de sistema de ejecución del nuevo polígono y a final de año el plan de sectorización. Se va a permitir que se ejecuten a la vez la urbanización, que será mucho más austera de lo previsto, y la construcción de nuevos hangares de modo que EADS pueda comenzar sus trabajos a principios del año próximo. Además de la ampliación del consorcio aeroespacial se prevé que se instalen en el nuevo polígono empresas suministradoras. “Habrá que ver si se encarece el suelo y si los que estaban interesados lo siguen estando”, dice el responsable de CC OO.

Según Lamas, con este sistema de cooperación las administraciones “tutelan las transacciones, redactan el planeamiento, en definitiva, mantienen el control del desarrollo”, algo que cuestiona Pedro Castro. “Esos suelos están muy bien comunicados. Han venido a preguntar empresas de transporte con la intención de montar centros logísticos y les hemos dicho que no”, explica. El exalcalde teme que al pasar la promoción a la iniciativa privada se vendan los terrenos para fines menos tecnológicos que los previstos. “Mañana nos colocan allí Las Vegas o un centro de transporte”, augura.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram