Fabra purga el segundo escalón del Consell de cargos campistas

Vela necesita 500 millones del ICO para pagar vencimiento de deuda Los pagos a los farmacéuticos también están pendientes de otro crédito estatal

El vicepresidente del Consell, José Ciscar, tras la reunión del Gobierno.
El vicepresidente del Consell, José Ciscar, tras la reunión del Gobierno.JOSÉ JORDÁN

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, aprovechó la víspera del congreso nacional del PP, que se celebra en Sevilla, para hacer una purga de campistas en el segundo escalón del Consell, que en su reunión de este viernes aprobó un total de 15 cambios entre los altos cargos. De ellos, ocho son reubicados y otros siete son sustituidos por personas, nuevas o que promocionan, con un mayor perfil de gestión.

Entre los cargos que abandonan la Generalitat figuran personas muy cercanas al expresidente de la Generalitat Francisco Camps, como el secretario autonómico de Hacienda y Presupuestos, José Miguel Escrig, hermano de la farmacéutica que regenta junto a la esposa de Camps un establecimiento en el centro de Valencia. La directora general de Turismo Cristina Morató, exdirectora del gabinete de Camps hasta julio de 2009, mes en el que fue nombrada directora general de Grandes Proyectos, también cae. Otra de las bajas notables es la de la secretaria autonómica de Educación, Auxi Hernández, hermana de la consejera de Agricultura, Maritina Hernández. Ambas con una estrecha relación de amistad con Camps.

Al departamento de Agricultura es desplazada como secretaria autonómica Mar Casanova, que ocupaba ese mismo puesto pero en una cartera de mucha mayor relevancia, la de Economía, Industria y Comercio. Casanova fue durante años asesora de Presidencia con Camps.

Gotzone Mora también causa baja como secretaria autonómica de Familia. Mora recaló en la Administración de Madrid bajo el Gobierno de Esperanza Aguirre, después de renegar del Partido Socialista de Euskadi. Su antisocialismo le valió que Camps le ofreciese un puesto en la Generalitat como secretaria autonómica de Solidaridad, puesto del que pasó a Familia.

Catalá ficha al teniente de alcalde de Torrent como el ‘dos’ de Empleo

La consejera de Educación, Formación y Empleo, María José Catalá, es la que mayor remodelación interna acomete. Román Ceballos, un superviviente de la primera Administración del PP con Eduardo Zaplana, es destituido como secretario autonómico de Formación y Empleo y su puesto pasa a manos de una persona de confianza de Catalá. La exalcaldesa de Torrent ficha para este puesto a Santiago Martí, que tendrá que dejar su puesto de teniente de alcalde.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Para la secretaría autonómica de Educación, Catalá promociona a Rafael Carbonell, hasta ahora director general de Ordenación de Centros Docentes. Y su puesto lo ocupa Jorge Cabo, director del IES Cayetano Sempere de Elche.

El director general del Servicio Valenciano de Empleo (Servef) Mariano Vivancos, otro de los cargos que inició su carrera en Presidencia con Francisco Camps, es apartado y reubicado en la Agencia Valenciana de Evaluación y Prospectiva (AVAP). Su puesto en el Servef será para Gonzalo Alabau, un abogado que hasta ahora trabajaba como asociado en el bufete de Garrigues. Julia Climent, responsable de AVAP, pasa a dirigir el Instituto Superior de Enseñanzas Artísticas y cierra el baile de cargos en este departamento.

El Consell destituye a Eloy Jiménez y refuerza las áreas de gestión de Sanidad

El secretario autonómico de Agricultura, José Monzonís, es promocionado con el mismo rango a Economía, departamento en el que Fernando Díaz Requena —un ejecutivo de la empresa de capital riesgo Tándem Capital— asume el Instituto Valenciano de Estadística en sustitución de José María Cerdá.

En Hacienda pasa a ser número dos Eusebio Monzó, ex director de Economía, que regresa con rango de secretario autonómico y deja el puesto de director general de Grandes Proyectos en Turismo. También promocionan Carmela Cots a la subsecretaría y Ana Brugger a la dirección general de Recursos Humanos.

En Sanidad también se refuerza la gestión con el cese de Eloy Jiménez como director general de Recursos Económicos y el nombramiento de Francisco Soriano, hasta ahora director general de Recursos Humanos, puesto que ocupará Javier Lázaro, ahora en el gabinete del consejero. En Bienestar Social el director de gabinete del consejero sustituirá a Gotzone Mora, mientras en Turismo es recolocado como director general de Proyectos Estratégicos Ignacio Ventura, hasta ahora subsecretario de Hacienda.

El aluvión de ceses y nombramientos se completa con el fichaje del edil de Benidorm Sebastián Fernández como director de la Agència Valenciana de Turisme.

Tras la reunión del Gobierno valenciano, el portavoz y vicepresidente, José Ciscar, explicó que tanto los 120 millones de euros que se tenían que haber abonado antes del pasado día 10 como los otros 120 millones que se tienen que abonar el 8 de marzo solo se podrán pagar cuando el Gobierno autorice el crédito ICO para pagar deudas a los proveedores.

Fuentes de la Generalitat explicaron ayer que hasta el pasado 31 de diciembre la deuda con los proveedores ascendía a 3.200 millones de euros. A esta cantidad hay que añadirle el dinero que el Consell necesita para hacer frente al inminente vencimiento de créditos.

Las mismas fuentes indicaron que el Instituto Valenciano de Finanzas, que dirige Jorge Vela, necesitará en las próximas semanas 500 millones de euros para hacer frente al vencimiento de créditos. Una cantidad que depende también del ICO y que el Gobierno ha dicho que autorizará antes de marzo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS