HUELGA general CONTRA LA REFORMA LABORAL

ELA y LAB llaman a “la lucha en la calle” como vía para alejarse de España

Las centrales ‘abertzales’ desdeñan la propuesta de unidad de CC OO y UGT

Los dirigentes de los sindicatos nacionalistas se disponen a registrar la convocatoria de huelga general en la sede del Gobierno en Bilbao.
Los dirigentes de los sindicatos nacionalistas se disponen a registrar la convocatoria de huelga general en la sede del Gobierno en Bilbao.TXETXU BERRUEZO

Y ya van cinco. Los sindicatos nacionalistas ELA y LAB registraron ayer su cuarta convocatoria de huelga general desde que los socialistas llegaran a Ajuria Enea en mayo de 2009, a la que se suma la que respaldaron de su lado UGT y CC OO en septiembre de 2010 contra las medidas de ajuste de Zapatero.

La reforma “es una pérdida de derechos como nunca se ha conocido”, dice ELA

En esta ocasión, en un contexto de profunda crisis económica, cinco centrales abertzales (las citadas, junto a ESK, STEE-EILAS y EHNE) registraron ayer en Euskadi y Navarra su llamamiento a un paro general contra “una pérdida de derechos como nunca se ha conocido”, como definió a la reforma laboral la dirigente de ELA Amaia Muñoa en Bilbao.

Empleo frente a “demagogia”

La patronal Confebask, que ha sintonizado plenamente con la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy, pidió ayer “responsabilidad” a los sindicatos nacionalistas y un compromiso real con el empleo. Confebask mostró en un comunicado su rechazo a la convocatoria para el próximo 29 de marzo y recordó que “el verdadero compromiso con el empleo no se demuestra con movilizaciones, falsos argumentos, ni demagogia, sino creándolo, poniendo en marcha proyectos empresariales, asumiendo riesgos y dificultades, y trabajando todos juntos cada día por su supervivencia y desarrollo”.

Aunque ha respetado la legitimidad de convocar esta movilización general, la patronal puso el acento sobre la gravedad del actual momento socioeconómico, así como en “la necesidad de trabajar todos juntos con responsabilidad, colaboración y esfuerzo para sacar adelante este país”.

Para Confebask resulta insostenible que cuando todo lo demás ha cambiado haya aún quien quiera mantener un modelo laboral que ha dado lugar a cinco millones de parados, que ha destruido más empleo que en ningún otro país de Europa, lo “que ha generado una injusta dualidad del mercado laboral, cifras alarmantes de desempleo juvenil y que pone en riesgo la capacidad de las empresas para adaptarse al mercado”.

De su lado, Francisco Javier Azpiazu, secretario general de la patronal vizcaína Cebek advirtió ayer de que la convocatoria supone “un despropósito y un lastre más” para las empresas de este territorio.

Frente a ello, las centrales plantearon como única vía posible “la lucha colectiva en los ámbitos de trabajo y en la calle”. El objetivo sería no solo enfrentarse a la reforma defendida por Rajoy, sino hacer frente a una crisis que está motivando que Euskadi “cada vez se parezca más a España”, cuando debería estar mirando a Europa, “y haciendo el recorrido que lleve a situaciones que mejoran y no deterioran el mercado laboral”, en palabras de la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide.

La convocatoria se ha revestido con tintes de excepcionalidad y ha hecho, incluso, que las centrales abertzales aparquen temporalmente la ruptura de su unidad de acción y recuperen la lucha conjunta contra una serie de recortes que han cercenado “un siglo de logros sociales”.

La crisis iniciada en 2007 ha llevado a Euskadi a superar los 155.000 parados y desde enero más de medio millón de trabajadores tienen sus condiciones salariales congeladas, al no renovarse sus convenios. La concesión de ayudas sociales crece mes a mes en un escenario de caídas de la recaudación fiscal. La huelga general llega además con los funcionarios movilizados después del paro de cuatro horas en el sector público del pasado día 9 para protestar por las medidas de ahorro del Ejecutivo de Patxi López.

La secretaria general de LAB Ainhoa Etxaide aseguró tras registrar la convocatoria en la sede del Gobierno vasco en Bilbao que las medidas en marcha solo persiguen “una sociedad totalmente empobrecida para que unos pocos sigan enriqueciéndose”. Esta vez Etxaide no iba acompañada de su homólo go de ELA, Adolfo Muñoz, quien convalece de una reciente operación quirúrgica. Amaia Muñoa, vicesecretaria general de la central mayoritaria, asumió el protagonismo y argumentó la necesidad de esta nueva huelga general como una vía para “defender las condiciones de vida de la clase trabajadora de este país ante una reforma laboral que supone una sangría de derechos” sin precedente.

Los socios de Amaiur adelantan su apoyo total a la convocatoria

Los nacionalistas han rechazado el llamamiento a la unidad de acción frente a la reforma que les hicieron el pasado miércoles CC OO y UGT. Etxaide, a quien acompañaban, además de Muñoa, Belén Arrondo, de STEE-EILAS, y Josu Balmaseda, de ESK, obvió la posibilidad de contactar con las dos centrales de ámbito estatal para que apoyen su iniciativa, limitándose a insistir en que hacían un llamamiento a la sociedad en su conjunto y a mostrar su intención de “seguir trabajando para que sean todos los trabajadores los que se adhieran a esta convocatoria”.

UGT y CC OO todavía no han dedicido si finalmente convocarán una huelga general en el conjunto de España contra la reforma.

Quienes ya adelantaron su total apoyo al paro del día 29 fueron los cuatro socios de Amaiur —la izquierda abertzale, Aralar, Alternatiba y Eusko Alkartasuna—. Varios de sus representantes comparecieron en San Sebastián para defender “una respuesta firme en todos los ámbitos, a nivel institucional y político, pero también en la calle” a los recortes sociales.

De las 15 huelgas generales convocadas por los sindicatos que operan en Euskadi desde 1979, cinco lo han sido en los últimos 33 meses.

[El sindicato nacionalista Converxencia Intersindical Galega (CIG) anunció ayer otra huelga general para la misma fecha que en Euskadi. Allí tampoco se sumará a CC OO y UGT].

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS