Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los colegios de Alicante alertan del cierre del comedor por los impagos

Protesta de los directores de Primaria en los servicios territoriales de Educación

Alrededor de 250 directores de colegios del ciclo de Infantil y Primaria de la provincia de Alicante se concentraron este martes ante los servicios territoriales de la Consejería de Educación en protesta por los impagos del Consell. La deuda global del Consell con los colegios de Alicante (500 centros en total) asciende a unos 10 millones de euros, en concepto de facturas atrasadas tan vitales para el funcionamiento de los colegios, como luz, pago del servicio de comedor o material de papelería.

La deuda global del Consell con los colegios de Infantil y Primaria de la Comunidad Valenciana asciende a 20 millones de euros. A esta cifra hay que sumar las cantidades pendientes de pago a los centros de Secundaria, en total 32,2 millones de euros.

“En la actualidad, lo más urgente es pagar el servicio de comedor, ya que las concesionarias están presionando a los colegios ante la elevada deuda, en algunos casos de hasta 80.000 euros”, explicó Ginés Pérez, director del colegio Fabraquer de El Campello y portavoz de la Permanente de Directores de Infantil y Primaria de la Provincia de Alicante.

Los responsables de los colegios aprovecharon la protesta para presentar el balance de las cuentas de sus respectivos centros correspondientes al ejercicio de 2011. “Todos los centros han presentando balances en positivo, dado que por ley los centros educativos públicos no pueden reflejar déficit en su contabilidad”, explicó el portavoz de la permanente. Esta iniciativa de los directores de Alicante contrasta con la de sus homólogos de la provincia de Valencia, que sí han presentado el cierre de las cuentas del pasado año en números rojos.

Pérez señaló que los directores de Alicante no tenían conocimiento del escrito de la Dirección General de Centros Docentes de la consejería remitido a los colegios de Primaria, institutos, escuelas oficiales de idiomas y conservatorios de música y danza en el que autorizaba a los directores a cerrar los balances en números rojos. La consejería optó por esta alternativa ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos pendientes en los plazos legales.

Y, además de verse obligados a cerrar en “falso” el presupuesto del pasado curso, por los impagos del Consell, los directores tampoco han podido hasta ahora abordar el presupuesto para el presente ejercicio. “Estamos a la espera de las instrucciones de la consejería y de los fondos que finalmente habilite. Aunque el plazo para elaborar el presupuesto no finaliza hasta el primer trimestre de este año”, explicó Pérez.

El portavoz de los directores de Alicante señaló que están a la espera de los resultados de la reunión con el director general de Centros, Rafael Carbonell, el próximo día 20, para, en función de las propuestas que reciban, retomar las movilizaciones.

Más información