Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las votaciones de las agrupaciones mantienen el pulso en el PSM

La corriente alternativa y el bando de Gómez coinciden en mostrarse satisfechos

Tomás Gómez, durante la presentación de su programa al próximo congreso regional. Ampliar foto
Tomás Gómez, durante la presentación de su programa al próximo congreso regional.

La falta de un candidato público con nombre y apellidos parece no haberle pasado factura a la corriente alternativa de Tomás Gómez dentro del PSM. Los 18.000 militantes socialistas madrileños convocados por las 158 agrupaciones de la región se movieron en unos parámetros similares a las votaciones previas al congresillo de enero con vistas al Congreso Federal de Sevilla del que salió triunfante Alfredo Pérez Rubalcaba. La proximidad de fuerzas que se aventura entre las dos tendencias, según los primeros cálculos de la noche con ventaja de la lista del actual secretario general del PSM, augura tres semanas de vértigo hasta el acto final en el congreso ordinario del partido entre el 2 y 4 de marzo.

“Entendemos que nos moveremos en torno al 40% de los 962 delegados, y eso siendo prudentes... El caso es que vamos a obtener un buen colchón sobre el que desarrollar una estrategia que facilitará el trasvase de apoyos a nuestra corriente. Pasará en cuanto anunciemos nuestro candidato”, expresaban anoche los contrarios a Gómez.

Parafraseando el manifiesto de la semana pasada en el que se abogaba por “el espíritu” de Sevilla como declaración de intenciones y un PSM “habitable”, “coherente” en su discurso y “útil” para los ciudadanos, los críticos con el exalcalde de Parla obtuvieron más respaldos en Madrid capital —hubo excepciones, como en Chamartín (17-8 para Gómez) o Puente de Vallecas (18-6), agrupación controlada por Juan Barranco— y menos en los municipios pequeños, donde el tomasismo tiene más calado, al igual que en sus bastiones de Parla (19 delegados a 0), Pinto (12-0), Alcalá de Henares (23-8) y Alcorcón (25-8), donde Enrique Cascallana, el anterior regidor, mantiene su influencia. “Confiamos en nuestro proyecto. Tiene rostro, el de Tomás Gómez, y si por la mañana se ha mostrado muy satisfecho es por algo. Nosotros seguimos llevando la iniciativa”, valoraban desde su órbita.

Al igual que ya ocurrió en las primarias de 2010 y en las votaciones para el reciente congresillo, Madrid capital fue el principal caladero de votos de la alternativa a Gómez. La tendencia que se produjo primero con Trinidad Jiménez y después con Jaime Lissavetzky continuó en viveros como el de Latina (21-7). Moncloa, donde se negoció una lista única como en otras agrupaciones, el resultado fue 16-1 para los opositores a Gómez. También hubo sorpresas como la de Chamberí, donde su secretario general, Diego Cruz —Gómez le nombró secretario de la ciudad de Madrid y número tres en las pasadas elecciones municipales tras Lissavetzky y Ruth Porta—, perdió 15-13.

En torno a la una de esta madrugada varias de las agrupaciones que quedaban por votar aún no habían concluido el recuento, por lo que no fue posible determinar el reparto exacto de delegados. De hecho, los militantes de la disuelta Agrupación Socialista de Móstoles votarán el viernes a sus cinco delegados. La dirección del PSM disolvió precisamente dicha agrupación por sus frecuentes conflictos internos hace cuatro años. Al estar suspendidos, los afiliados no podían participar en el congresillo regional del pasado enero, pero tres días antes la comisión federal de Garantías del PSOE permitió a los afiliados de Móstoles participar en el proceso. De sus 273 militantes podrán votar tan solo 102, los que se pusieron al día en las cuotas para elegir a los delegados del congresillo.

Entonces Gómez, cuyo entorno barajaba un 60% de apoyos con vistas al Congreso de Sevilla, obtuvo 44 delegados (55,3%). La lista de Lissavetzky alcanzó 35 delegados (44,7%), a la postre decisivos para la derrota de Carme Chacón por 22 votos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram