Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete directivos de la CAM que siguieron en el cargo ganaron 2,37 millones en 2011

El Banco de España ha abierto expediente disciplinario a la cúpula de la CAM

Los siete directivos que permanecieron al frente de la Caja de Mediterráneo (CAM) tras la intervención de la entidad por el Banco de España en julio pasado percibieron 2,372 millones de euros brutos en metálico durante 2011, incluyendo a la exdirectora general, María Dolores Amorós, que fue despedida el 28 de septiembre.

Según consta en la información detallada de las retribuciones individuales de Banco CAM, estos directivos recibieron un sueldo de 2,332 millones de euros, más 15.470 euros en dietas y 14.400 euros en otros conceptos.

Sólo uno de los siete directivos, Teófilo Sogorb Pomares, desglosa de forma individualizada la retribución en efectivo que percibió desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2011. Sogorb Pomares cobró 265.560 euros en metálico y 660 euros en concepto de dietas. El resto de directivos se acogió a la normativa de protección de datos para no consentir la publicación detallada de sus sueldos.

Sogorb Pomares cobró

265.560 euros en metálico y

660 euros en concepto de dietas

En cuanto a sistemas de ahorro a largo plazo, los siete directivos de la entidad alicantina recibieron unas retribuciones conjuntas de 2,51 millones. Estas cantidades incluyen aportaciones realizadas por la entidad y por los propios beneficiarios y también derechos acumulados.

Los directivos no recibieron remuneraciones por cláusulas de blindaje, ni gozaron de sistemas de retribución en acciones.

La entidad no retribuyó durante 2011 a los miembros del consejo de administración ni del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en su calidad de administrador provisional de la entidad desde su intervención.

El Banco de España ha abierto expediente disciplinario a la cúpula de la CAM, que podría afectar tanto a los exdirectores generales como al consejo de administración, para intentar esclarecer deficiencias en el control del riesgo, prácticas contables para alterar la realidad patrimonial, incumplimiento sobre retribuciones y sobre solvencia, y encubrimiento de la morosidad.

Los nueve miembros de la cúpula directiva de Banco de Valencia, intervenido por el Banco de España el 21 de noviembre, percibieron en los nueve primeros meses de 2011 una retribución de 2,5 millones de euros, lo que supone un aumento del 7,5% respecto al mismo período del ejercicio anterior, según datos de la entidad.

La cúpula del Banco  cobró 2,5 millones hasta septiembre

Esta retribución corresponde al exconsejero delegado del banco, Domingo Parra (sustituido en octubre de 2011 por Aurelio Izquierdo), así como a los directores generales adjuntos y al resto de miembros del comité ejecutivo de dirección general. Se trata en total de nueve directivos considerados como “personal clave”.

Por su parte, la remuneración del consejo de administración de Banco de Valencia entre los pasados meses de enero y septiembre de 2011 se situó en 1,98 millones de euros, lo que representa una disminución del 4% en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Los miembros del consejo de administración del banco percibieron en los nueve primeros meses del pasado año un total de 205.000 euros por su labor en otros consejos de sociedades integrantes del grupo, una cuantía superior en un 32,2% a la contabilizada en el mismo período de 2010.

Banco de Valencia registró unas pérdidas netas atribuidas de 876,44 millones de euros en los nueve primeros meses de 2011, frente a los beneficios de 63,86 millones del mismo periodo de 2010, según comunicaron el viernes los técnicos del Banco España que asumen temporalmente la gestión.