Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reus nombra a Ferraté gerente de Innova con la oposición de la CUP

Sucede a Josep Prat, actual presidente del Instituto Catalán de la Salud, al frente del gigante de Reus

El pleno del Ayuntamiento de Reus nombró ayer a Joan Carles Ferraté gerente de Innova, el holding empresarial local. Ferraté también estará al frente del área de servicios del Consistorio. El nombramiento oficial se llevó a cabo durante un pleno en el que los concejales de CiU, PSC (excepto una regidora que se abstuvo), PP y Ara Reus ratificaron en bloque al alto cargo pese a que, tal como publicó ayer EL PAÍS, Ferraté, presuntamente, pudo haber recibido trato de favor de una empresa concesionaria del Ayuntamiento.

Ferraté sucede así a Josep Prat, actual presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS), al frente del gigante de la capital del Baix Camp. La CUP fue el único partido que rechazó su nombramiento. David Vidal, único concejal de esta formación, votó en contra tras hacerse público que la empresa constructora y de servicios Cobra, a la que unen multitud de contratos con Innova, pudo haber pagado en 2002 las reformas de un apartamento en la playa de Ferraté.

La CUP también anunció ayer que irá hasta el final para aclarar el caso: solicitará los números de los contratos de Cobra, la declaración de bienes actualizada de Ferraté y un informe de incompatibilidades, ya que el nuevo gerente de Innova también está al frente de Aigües de Vilafranca desde hace nueve años.

El alcalde de Reus, Carles Pellicer (CiU), aseguró ayer no tener constancia de las facturas de Cobra y dijo que el caso “está cerrado”. Sin embargo, varias fuentes locales confirman que, en 2008, cuando un empresario local denunció a Ferraté, el actual alcalde fue una de las primeras personas en acceder a toda la documentación. Las presuntas irregularidades del alto cargo también se debatieron en una reunión de Innova, en la que estaban presentes el exalcalde Lluís Miquel Pérez (PSC) y Carles Salas (PSC), además de Ernest París (ICV) y Juan Gallardo (PP). Todos estos dirigentes decidieron, como volvió a ocurrir ayer en el pleno, respaldar a Ferraté y no realizar ninguna investigación interna.

Gallardo es uno de los cargos municipales sobre los que se han conocido irregularidades, en su caso por facturar desde su empresa privada a Innova en los dos últimos mandatos 18.000 euros anuales. También cobró de 1999 a 2004 un sobresueldo mensual de alrededor de 700 euros.