Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azkarraga replica que todos los contratos pasaron los controles

El exconsejero acusa a su sucesora de sembrar dudas de "manera torticera"

El exconsejero de Justicia Joseba Azkarraga defiende que todos los contratos que realizó el departamento cuando él lo dirigía pasaron todos los controles de la Administración y ha expresado su disgusto por cómo el Gobierno ha lanzado en su contra un “halo de sospecha” injusto.

Tras conocer la denuncia de Idoia Mendia, su sucesora, Azkarraga le envió ayer una carta, que cita Efe, en la que asegura que es “el primero en exigir” que las acusaciones “se investiguen hasta el final y con la máxima celeridad, para que no pueda quedar la más mínima duda de la actuación desarrollada”.

El extitular de Justicia lamenta que la única comunicación con su sucesora desde 2009 sea por este asunto, en el que se ha llevado una “ingrata y desagradable sorpresa”. “Me resulta difícil de entender que una investigación, larga al parecer y que abarca desde 2000 al 2009, no haya tenido el mínimo contraste con quién tuvo la responsabilidad política del departamento, desde 2001 ni con los profesionales afectados por la misma”, reprocha Azkarraga a Mendia.

Respecto a las acusaciones de Justicia, el exconsejero opina que deberían haber ido acompañadas del informe que el departamento ha realizado. “Sobra decir”, prosigue, “que todos los contratos desarrollados y aprobados en mi etapa como consejero tuvieron un carácter público y se ajustaron a los controles propios de la administración vasca. Todos sin excepción”.

Dura reacción de EA

Azkarraga culpa a su sucesora de ignorar la presunción de inocencia y optar “de manera torticera por sembrar la duda respecto a la correcta y honrada actuación de todas las personas que han desempeñado responsabilidades” en el departamento.

Eusko Alkartasuna (EA) reaccionó con rapidez y llamativa dureza, si se tiene en cuenta su posible responsabilidad. EA anunció que se pondrá en contacto con los ex cargos públicos “que puedan conocer de primera mano” la cuestión y confió en que la cuestión “pueda zanjarse con una explicación razonable”.

Esos ex altos cargos, o al menos parte de ellos, como Azkarraga, hoy dedicado a la actividad privada en una constructora, fueron laminados en el último congreso de la formación por los partidarios de la integración con la izquierda abertzale.

EA añade que trabaja en la verificación de los datos y pidió “que se llegue hasta el final en la investigación”. Y no descartó personarse en su caso como acusación particular y podría proponer que se cree una comisión de investigación en el Parlamento.