Un fiscal avisa de la existencia de “mafias policiales” en Barcelona

José Grinda ubica la corrupción policial en prostíbulos, el puerto y comisarías

El fiscal anticorrupción José Grinda advirtió ayer del peligro de las “mafias policiales” que existen en Barcelona. Las ubicó en los prostíbulos, en el puerto y en las comisarías de la ciudad. Afirmó que en la capital catalana hay “funcionarios públicos que están deseando ser pagados” para ser corrompidos. Aunque “tanto la policía nacional como la Guardia Civil intentan y van limpiando a esa gentuza”, añadió al final.

Grinda pronunció estas palabras en el encuentro literario sobre novela negra BCNegra. El fiscal participó en una mesa de debate sobre las mafias rusas y en homenaje al primer director de la Oficina Antifraude de Cataluña, el fiscal David Martínez Madero, que murió de un infarto hace un año.

“En España no somos un chollo, pero tampoco somos lo guardianes del mundo”, indicó Grinda sobre el asentamiento de la mafia en el país. A su entender, jueces, fiscales y policías se han “hecho respetar” con diversas operaciones, aunque eso no quita que el país siga teniendo cierto atractivo para el crimen organizado.

El comisario de los Mossos Josep Lluís Trapero, jefe de la comisaría general de investigación criminal, apuntó la “ausencia de la percepción social del riesgo” ante las mafias, que tienen como máxima “no generar violencia”. Lo contrario, dijo, alerta a policías, jueces y políticos, y eso se traduce en más recursos para combatirlas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS