Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los cinco británicos ingresados por legionela en Benidorm está grave

El enfermo, varón, sufre fallo multiorgánico y está sometido a diálisis

Cinco ancianos británicos que pasaban unos días en la costa de Calp tuvieron que ser ingresados hace unos días en Clínica Benidorm afectados por un brote de legionela que se les detectó durante su estancia en un hotel. Dos de los afectados habían recibido ayer el alta. Y de los que todavía permanecen hospitalizados, uno de ellos se encontraba al cierre de esta edición ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de la clínica en estado grave. El enfermo, varón, sufre fallo multiorgánico y está sometido a diálisis, según detalló ayer el centro de salud. Los dos afectados restantes están en planta y se prevé que sean dados de alta en los próximos días.

El brote se detectó hace una semana en el citado establecimiento turístico del municipio de La Marina Alta y a raíz del mismo la Consejería de Sanidad puso en marcha el protocolo previsto de actuación, concretamente el Protocolo Europeo regulado para casos de legionela en viajeros. Esta medida supuso la revisión de todas las instalaciones del hotel. El hotel cumple con la normativa en materia de instalaciones y la primera toma de muestras dio negativo en la bacteria, aunque se ha procedido a una segunda toma, cuyos resultados se conocerán en unos días, según explicó Sanidad. “Al margen de los resultados analíticos la evidencia epidemiológica define dicha localización como el foco de infección”, agregó la Consejería.

Sanidad no descarta

la aparición de

más casos en estos día

Los cinco ancianos afectados por legionela forman parte de un grupo mayor de turistas británicos de vacaciones en la costa alicantina. Este hecho, unido a que el periodo de incubación de la bacteria oscila entre 10 y 12 días, hace que Sanidad no descarte la aparición de nuevos afectados.

Sanidad explicó ayer que a pesar de no encontrar ningún foco de legionela en el hotel, se decidió extremar las precauciones de forma preventiva y se procedió a la “limpieza total de la infraestructura sanitaria del agua” en el establecimiento turístico, agregó la consejería. Tras esta decisión, en estos momentos los equipos sanitarios están realizando un examen a los afectados y un estudio de la ruta turística que han seguido para esclarecer dónde y en qué circunstancias pudieron sufrir el contagio.

La legionela es una bacteria proclive a incubarse en el agua y sobre todo en los sistemas de refrigeración o torres industriales. Esta segunda opción se hizo tristemente famosa en la localidad de Alcoi, donde durante más de una década los vecinos convivieron con esta bacteria que causó 11 muertes y centenares de contagios.