Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El jefe de la Policía, obligado a rectificar sus nombramientos

El nuevo jefe superior de Policía de Madrid rectifica los cargos designados

Se abre un periodo de gran incertidumbre entre los mandos de la región

El 'email' del jefe de Policía. Ampliar foto
El 'email' del jefe de Policía.

La Jefatura Superior de Policía de Madrid pasa por momentos de incertidumbre y bastante desconfianza. La llegada del nuevo responsable, el comisario principal, Alfonso José Luis Fernández Díez (Valladolid, 1952), ha puesto patas arriba el organigrama de la cúpula policial. Hace unos días Fernández recibió uno a uno a todos los cargos en su despacho para comunicarles su destitución. A unos les dijo que no tenían el perfil adecuado para el puesto; a otros, que no tenían la categoría necesaria para el puesto que desempeñaban. E incluso, según fuentes policiales, que eran vagos o estaban desmotivados, pese a que no los conocía de antes.

Lo que no sabía este comisario principal es que una reciente sentencia le obliga a sacar a concurso los puestos de responsabilidad. Por eso, no podía designar a dedo a sus colaboradores. Así que ha tenido que dar marcha atrás en los cambios y eso ha provocado el caos en la organización. “Lo que no se da cuenta es que ha llegado a Madrid, que esta es una jefatura muy difícil y que no se puede entrar como elefante en cacharrería quitándonos a unos u poniéndonos a otros sin ni siquiera conocernos”, se quejaba uno de los comisarios afectados por la remodelación de la cúpula policial. La situación es tan rocambolesca que a algunas reuniones de trabajo, según fuentes policiales, están acudiendo los cargos que iban a ser destituidos y los que supuestamente les sustituirían.

Fernández intentó solucionar el desaguisado el pasado viernes y envió un correo electrónico a las 14.23 a los 14 comisarios afectados. Esto terminó de abrir la caja de los truenos porque en el texto figuraba la relación de todos los mandos policiales afectados. El nuevo jefe les pedía disculpas “ante las comunicaciones orales y personales que acerca de los proyectos de cambio” pensaba acometer. “Siento profundamente los quebrantos de mi proceder, originado ignorantemente, hallan (sic) ocasionarte en tus expectativas personales y profesionales y que son solo imputables, como ratifico, a ignorancia en la preexistencia de los referidos problemas jurídicos”, señala el comisario jefe en el correo electrónico, en el que pide “actitud y dedicación” a todos los comisarios.

El texto concluye con esta frase: "El presente correo tiene carácter personal”.

La salida profesional que Fernández ha dado a la mayoría de los cargos destituidos es que elijan una comisaría de distrito o de los municipios de la región, para que ninguno se quede en principio sin destino. “Somos unos profesionales, pero la forma en que está actuando este nuevo jefe superior, creando expectativas que no cumple, hace que muchos vengamos a trabajar sin ningunas ganas”, señalan algunos afectados.

Ahora deben ser los servicios jurídicos de la Dirección General de la Policía los que resuelvan cómo mantener los nombramientos sin vulnerar la legislación. Mientras, es previsible que continúe el malestar en la jefatura policial.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Más información