Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un jefe policial dice que solo recibió órdenes en el desalojo de los indignados

Antoni Antolín afirma que los mossos usaron la fuerza contra los indignados cuando estos actuaron de forma “violenta”

El jefe del dispositivo de los Mossos d’Esquadra en el momento en que estos desalojaban a los indignados de la plaza de Cataluña el pasado 27 de mayo declaró ayer ante el juez que solo “recibía órdenes”. Antoni Antolín, uno de los imputados por su actuación en la brutal carga policial, se escudó en que se limitó a ser la “correa de transmisión” de las órdenes que le llegaban desde la sala de control de Barcelona, según explicaron a la salida los abogados de la acusación particular, ya que ni Antolín ni los letrados de la Generalitat quisieron hacer declaraciones. Según los abogados, Antolín admitió haber participado en las reuniones preparatorias del desalojo.

Antolín defendió la actuación de los antidisturbios, por la que también están imputados el director general de la policía catalana, Manel Prat, y la exconcejal de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Assumpta Escarp. El jefe de dispositivos afirmó que los mossos usaron la fuerza contra los indignados cuando estos actuaron de forma “violenta” y reiteró que los objetos acumulados en la plaza suponían un riesgo para la seguridad. Según los mismos abogados, Antolín no distinguió ante el juez Josep Maria Miquel Porres qué objetos eran peligrosos y cuáles no.