Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Internet, refugio de la televisión local

Los problemas económicos surgidos de la adaptación a la TDT provocan la migración de canales a la red

Manifestación de trabajadores del canal local de L’Hospitalet de Llobregat el pasado noviembre.
Manifestación de trabajadores del canal local de L’Hospitalet de Llobregat el pasado noviembre.

Son malos tiempos para los medios, una crisis a la que no son ajenas las televisiones públicas locales, que añaden a estos problemas las grandes turbulencias económicas que viven los Ayuntamientos. El 2012 se antoja como annus horribilis, y en medio del naufragio de varias cadenas, la televisión local de Gavà anunciaba que cesaba en sus emisiones al serle imposible asumir los costes que significa mantener su canal tras la implantación de la TDT. Pasar del sistema analógico al digital supuso una sangría para los medios locales: de los 111 canales existentes antes del cierre analógico se pasó a los 38 actuales, de los cuales solo 11 son públicos.

L’Hospitalet escogió la vía drástica y cerró la televisión pública dejando en la calle a 61 profesionales. Gavà también eligió la televisión pública como parte de los servicios que recortar, pero prefirió optar por salvarla manteniendo su presencia en Internet. “No desaparece, pero se adecua a la situación actual”, explica el alcalde, el socialista Joaquim Balsera. El presupuesto para el medio, que rondaba los 600.000 euros, se ha rebajado hasta un tope de 150.000. Y de los 11 trabajadores que tenía la televisión pública, se han salvado seis puestos.

La red supone una oportunidad para que sobreviva la televisión local, aunque hay muchas incógnitas abiertas. “Quizá es todavía demasiado pronto para emitir solo en la red”, apunta David Domingo, profesor de Periodismo Digital de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y coordinador del Observatorio de la Comunicación Local. Actualmente, agrega Domingo, hay seis canales locales que solo están en Internet. “En la mayoría de los casos, si pudieran emitir en TDT lo harían encantados”.

Las emisoras en la web ahorran gracias a la nueva estructura productiva

El desembarco de la televisión local en Internet se inició entre 2005 y 2006. Josep Àngel Guimerà, profesor en el Departamento de Comunicación de la UAB e investigador del Observatorio de la Comunicación Local, observa tres tendencias. “Algunos Ayuntamientos deciden poner en marcha un canal de comunicación por la web, como es el caso de Sant Cugat. Otros ven como su consorcio de TDT no se pone en marcha y también apuestan por Internet, como El Prat. Y la tercera tendencia actual es mudarse a Internet porque tiene menos costes”.

Internet permite mantener un canal de televisión sin estar obligado a ofrecer contenido continuo la mayoría de las horas del día y sin la estructura ni los costes a los que obligan las emisiones habituales. “Es un modelo de organización, producción y funcionamiento radicalmente diferente. En la red, con un equipamiento ligero produces perfectamente una hora diaria de programación sin necesitar una gran redacción y sin sufrir demasiado”, sostiene Guimerà, que pronostica que el caso de Gavà se repetirá. Domingo también cree que permite llegar al público “con muchas más garantías, sin necesidad de competir con las grandes cadenas”.

Sin embargo, ambos investigadores opinan que el principal problema de mudarse a la red es que las televisiones pierden audiencia. “No todo el mundo está en Internet. Es una de las preocupaciones que se deben tener en cuenta“, recalca Domingo. “Con Internet, la relación con la audiencia se pierde. El público principal de la televisión local son gente mayor, que no mira Internet", apunta Eva Gabarrós. Con todo, hay estudios que calculan que en el año 2019 el consumo de televisión en la red superará al tradicional.