Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella dedicará una calle o plaza a Manuel Fraga

Botella no penalizará a los clientes de las prostitutas porque aboga por cambiar la mentalidad de los hombres en lugar de sancionarlos

Se compromete a "seguir adelgazando los presupuestos" municipales

La cita con Aguirre se aplaza por segunda vez: será el próximo lunes

José María Aznar y Ana Botella, tras el funeral de Manuel Fraga, ayer en Perbes. Ampliar foto
José María Aznar y Ana Botella, tras el funeral de Manuel Fraga, ayer en Perbes. EFE

Ana Botella ha anunciado esta mañana que propondrá al pleno del Ayuntamiento -donde el PP tiene mayoría- dar el nombre de Manuel Fraga, fallecido el día 15, a una calle o plaza de la ciudad. En una entrevista en el programa El Círculo de Telemadrid, la regidora, que ayer asistió al entierro junto a su marido, José María Aznar, ha justificado su propuesta en la relevancia de la figura de Fraga.

"Es una persona clave en la transición española y en la democracia y en algo tan importante como ha sido el Partido Popular", ha indicado Botella, que ha señalado que "el partido que él fundó ha llegado, por el esfuerzo de muchas personas, a esa mayoría natural que él predijo que se iba a producir en España en torno a las ideas que defendió".

Además, ha anunciado un segundo aplazamiento en su primera entrevista como alcaldesa con Esperanza Aguirre. La cita se suspendió por primera vez el pasado martes precisamente por el fallecimiento de Fraga. La presidente de Madrid anunció ayer que este encuentro, que forma parte de la ronda de contactos que está teniendo Botella y que arrancó con los agentes sociales y los portavoces de los grupos municipales, se celebraría mañana, jueves, pero ha sido la propia regidora madrileña la que finalmente ha confirmado que se encontrarán el próximo lunes.

La alcaldesa ha explicado que en dicho encuentro se hablará de ahorro y de las duplicidades de servicios. Así, ha expuesto el caso de Metro, cuya gestión corresponde ahora en su totalidad al Gobierno regional mientras que las arcas municipales se ahorran más de 140 millones. Otros temas en estudio son las escuelas infantiles o la sanidad, al tiempo que también se abordará la liberalización de la actividad comercial. "Queremos que Madrid sea una ciudad en la que cada vez sea más fácil abrir un negocio", ha destacado. Botella ha prometido que seguirá "adelgazando los presupuestos" municipales, en la línea, ha asegurado, iniciada hace cuatro años por su antecesor en el cargo, Alberto Ruiz-Gallardón, que redujo las cuentas públicas "en un 21%".

 

En la misma entrevista, ha descartado que vaya a modificar las ordenanzas municipales para copiar el modelo sueco de lucha contra la prostitución, que persigue y penaliza al cliente, aunque ha admitido los buenos resultados que está dando. Otras ciudades españolas, como Barcelona -que multa a meretrices y a clientes- o Badajoz -con sanciones de 500 euros-, sí que lo aplican.

Botella ha reconocido que "el camino sueco está teniendo resultados" aunque, a su juicio, "no hace falta llegar a penalizar". "La prostitución", ha subrayado en una entrevista en el programa El Círculo de Telemadrid, "va contra la dignidad de los seres humanos" y se produce "en una situación de debilidad". La alcaldesa ha recordado que las prostitutas "normalmente son mujeres con circunstancias que no le permiten haber tenido oportunidades", razón por la que "hay que protegerlas". A su juicio, en lugar de "penalizar" a los clientes, hay que "cambiar la mentalidad y hay que saber que el cliente está accediendo a una situación en la que la mujer no es totalmente libre".

Tampoco impondrá un peaje a los coches que entren en Madrid, como le exigen los ecologistas para disuadir a los ciudadanos del uso del vehículo privado y reducir la contaminación. La regidora ha explicado que un millón de personas entran a diario a Madrid "a gastar en ocio, a trabajar, a visitar los centros turísticos", lo que se suma a que "el 11% de nuestro PIB es el turismo". "Poner un peaje tendría un efecto que creo que no es necesario", ha remachado, para seguir apostando por "otras medidas alternativas", como su plan de calidad del aire que prevé que Madrid cumpla en 2015 con las exigencias de la UE. También ha citado otras medidas, como la instalación de filtros catalizadores en medio millar de autobuses de la EMT, que equivaldrá a "quitar de la calle 4.000 coches". Al respecto, ha detallado que la primera línea que usará estos filtros será la 149 el 15 febrero.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram