Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fira de Barcelona mejora sus ingresos y seguirá apostando por exportar

La institución de ferias y salones ha facturado más de 114 este año, por encima de lo previsto

Planea profundizar en su internacionalización hacia Asia y América Latina

A Fira de Barcelona le sienta bien la internacionalización. La institución catalana responsable de 65 salones y congresos en 2011 y de otros 40 eventos diversos, ha logrado capear la crisis, y ha alcanzado este ejercicio una facturación de 114,1 millones de euros, y unos beneficios antes de impuestos de 11,1 millones. La segunda cifra es muy similar a la del año anterior. El negocio ha crecido, desde los 101 millones de 2010. Según sus responsables, los resultados favorables se deben por una parte a la apuesta por exportar algunos de sus certámenes al extranjero y por el tirón de algunos eventos, como el Congreso Mundial del Móvil. En los próximos cinco años, la entidad espera que el 30% de la facturación venga del exterior.

“Estos resultados, enmarcados en un entorno general de crisis, han sido posibles gracias a los esfuerzos efectuados para mantener el calendario ferial, la diversificación de la actividad y los grandes eventos internacionales”, valora la institución. El balance lo ofrecieron ayer el presidente del Consejo de Administración de Fira de Barcelona, Josep Lluís Bonet, y el director general, Agustín Cordón, durante la reunión del Consejo General de Fira de Barcelona, que preside el alcalde de Barcelona, Xavier Trias.

Bonet destacó los avances derivados del nuevo plan estratégico aprobado hace un año por la institución, que incluye las exportaciones de salones a otros mercados. Por ejemplo, Fira de Barcelona será la encargada de realizar en China Construmat y un pabellón de Hostelco. La institución estudiará exportar servicios a otros países asiáticos y latinoamericanos de cara a 2012 y 2013. Para 2012, un año que todavía se prevé “ de difícil coyuntura”, Fira espera mejorar los ingresos más.

En relación con las continuas inversiones que Fira de Barcelona ha realizado en la aerolínea Spanair, Bonet defendió que son una apuesta por la conectividad. Trias advirtió de que, incluso aunque la aerolínea presidida por Ferran Soriano logre un socio industrial como Qatar Airways, “es evidente que los socios actuales deberán seguir aportando dinero”.