LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Sant Andreu de la Barca quiere declarar ‘non grata’ a Vergés y Esquerra pide al alcalde que se retracte

Illa y Ciudadanos no secundan al edil socialista, mientras el juez archiva la denuncia contra la consejera

El alcalde de Sant Andreu de la Barca, Enric Llorca, en el hotel medicalizado habilitado por el ayuntamiento.
El alcalde de Sant Andreu de la Barca, Enric Llorca, en el hotel medicalizado habilitado por el ayuntamiento.Quique Garcia / EFE

El alcalde de Sant Andreu de la Barca (Baix Llobregat), Enric Llorca, ha anunciado este jueves que declarará persona non grata en el municipio a la consejera de Salud, Alba Vergés, “por la gestión que se ha hecho de la crisis del coronavirus y el menosprecio a la ciudad”. El edil ha hecho anuncio durante el desmontaje del hotel medicalizado con 57 plazas preparado en el Hotel Bristol de la localidad, que se habilitó a finales de marzo para acoger pacientes leves de Covid-19 y que la Generalitat no ha utilizado.

Esquerra Republicana replicó al anuncio exigiendo al alcalde que se retrate públicamente de su decisión y que se disculpe ante la consejera. El ministro de Sanidad y secretario de organización del PSC, Salvador Illa, también se desmarcó y aseguró que no compartía la decisión del alcalde, mientras que el secretario de Acción Institucional de Ciudadanos en Cataluña, Joan García, se sumó a las críticas a Llorca, pese a que esta formación es socio de los socialistas en el gobierno municipal.

“No creo que ninguna administración pueda permitirse el lujo de despreciar recursos para luchar contra el coronavirus, ninguna. Y si alguien se lo permite es que es un incompetente y un irresponsable”, dijo el alcalde, quien desde el inicio de la pandemia se ha mostrado muy crítico con Salud porque no utilizó ni el hotel medicalizado ni el hospital de campaña montado en un polideportivo municipal por la Guardia Civil.

Un particular denunció por “homicidio imprudente” al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y a Vergés por no abrir ese hospital de campaña y este jueves se supo también que el Juzgado de Instrucción número 1 de Martorell ha archivado el caso al entender que el Govern respondió a las “necesidades asistenciales" de la zona.

Llorca arremetió contra lo que consideró “incomunicación, desprecio, prepotencia e insensibilidad” del departamento de Salud, al que acusó del aumento de casos en el municipio, unos 520 según el consistorio, y “del sufrimiento de la ciudadanía". El alcalde considera que el hotel que se estaba desmontando “era un símbolo de esperanza en momentos muy duros y un recurso sanitario que ha sido menospreciado”. Salud nunca atendió el ofrecimiento para abrir el hotel mediatizado porque consideraba que no era necesario.

Esquerra Republicana, por el contrario, considera que la actuación del alcalde es “la culminación de un comportamiento indigno e insolidario" que “ha venido sosteniendo a lo largo de toda la crisis sanitaria”. La formación independentista recuerda que Llorca ha sido desautorizado por el ministro Illa, por lo que le reclaman que “desista de su intención" hacia Vergés y que se disculpe.


Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50